Te ha sucedido a ti, que has hecho algun comentario sobre alguien que no hubieses deseado que lo oyera, pero que, para sorpresa tuya,lo escucho todo y con detalles, porque, aunque jurabas en tu mente que no estaba presente y que ni siquiera su sombra se encontraba en esos alrededores, sin embargo, estaba detras de ti o en un cuarto u oficina del lado, desde donde lo escucho todo, y con detalles?.

Cuantas criticas y palabras de descredito, igualmente hemos hablado muchas veces en contra de nuestro Dios, a causa de habernos sentido, por alguna razon particular; desatendidos o abandonados por El, pensando que El se encontraba muy lejos de nosotros y que por esa causa tuvimos que sufrir o padecer tal o cual cosa?.

Sin embargo, pasada la crisis, pasada la situacion, hemos caido en cuenta y dadole gracias a Dios, pidiendole a la vez perdon por nuestra aptitud; habiendo comprendido que no era que Dios no habia escuchado, y mucho menos que se hubiera alejado de nosotros; sino que no habia permitido, o por el contrario habia permitido que tal o cual cosa sucediera, porque era lo mejor para nosotros.

Todo esto viene para recordarte, que a Dios no tenemos que verlo, sino que CREERLO Y OBEDECERLO y que El, Dios nos ha prometido no apartarse de nosotros en ningun momento, dejandonos solos; sino que por el contrario, ha puesto a ACAMPAR EN DERREDOR NUESTRO SU ANGEL, PARA CUIDARNOS Y DEFENDERNOS, A CAUSA DEL AMOR, TEMOR, RESPETO Y HONRA QUE LE BRINDAMOS. (Salmos 34:7).

Que ademas de todo esto deberias recordar, que el hecho de que no adviertas la presencia y proteccion de Dios a tu lado, no significa que El te haya dejado solo o abandonado, porque como ya sabes, El nunca haria eso; sino que simplemente, como el primer caso del ejemplo, tu jurabas en tu mente, que El se habia ido, pero para sorpresa tuya, nunca se ha movido de su lugar, sino que por el cotrario ha permanecido siempre al ladito tuyo, solo que muchas veces no lo ves.

Que deberiamos recordar tambien y no ser para nosotros ninguna sorpresa que asi sea, puesto que ya el mismo Jesus nos lo advirtio cuando dijo: UN POQUITO ME VEREIS Y OTRO POQUITO NO ME VEREIS, PERO “CONFIAD”, pero “CONFIAD”, porque yo estoy con vosotros, “TODOS LOS DIAS”, hasta el fin. (Juan 16:16; Mateo 28:20).

Finalmente, y para que lo comprendamos mejor, el hecho de que en tu ciudad este nublado, con tu cielo completamente oscuro y con amenaza de tormenta, no significa que el sol, en nuestro caso, nuestro SOL DE JUSTICIA se haya ido, desaparecido o movido de su lugar.

Solo esperemos que la tormenta pase y que el viento del Espiritu con su soplo remueva, empuje a esas nubes oscuras a otro lugar, y ya veremos como nuestro Sol de Justicia, (Jesus), volvera a brillar, a resplandecer sobre nuestras vidas.

Que el Senor nos ayude y de entendimiento en todo.

Mas y Mas Bendiciones, Bajo la Misma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoreamehoy.com.

Share This