. . . Y el AMOR se dejó MATAR. . . ¿Es entónces EL AMOR, MASOQUISTA?. En ninguna manera, lo que sucede es, que la CONTRAPARTE del ODIO es EL AMOR, y es por tanto EL AMOR, el único que puede CONTRARESTAR al ODIO.

Tan fuerte COMO LA MUERTE es el AMOR, (Cantares 8:6), que es CAPAZ de CONSUMIR al ODIO, de la misma forma y manera en que EL SARTÉN CALIENTE, a su contacto con el, DERRITE A LA MANTEQUILLA. Y no importa lo CONGELADA que la MANTEQUILLA esté, al contacto directo con el SARTÉN CALIENTE, se derrite inmediatamente.

¿Qué nos quiere decir entonces esto?, que EL AMOR es el DESTRUCTOR del ODIO, el único que cuenta con la CAPACIDAD de CONSUMIRLO, de acabarlo, de hacerlo DESAPARECER, de DERRETIRLO.

Porque EL AMOR es IRRESISTIBLE, porque es TAN FUERTE COMO LA MUERTE EL AMOR, QUE LAS MUCHAS AGUAS NO PODRÁN JAMÁS APAGARLO, (Cantares 8:6).

Es por eso, que mientras TODO EL ODIO de la HUMANIDAD se DESCARGABA sobre EL AMOR, que es Jesús, cuando estaba en la Cruz, EL AMOR pudo exclamar dándole al ODIO su golpe mortal cuando dijo. “PADRE, PERDÓNALOS, PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN”, Aleluya.

Entónces no fue que EL AMOR SE DEJÓ MATAR, sino que EL ODIO se lanzó con toda su fuerza, con toda su FURIA contra EL AMOR, tratando de QUEBRARLO, de QUEBRANTARLO, de DESTRUIRLO, pero no pudo, porque EL AMOR no se dejó; resultando que le vino a pasar al ODIO, lo mismo que le pasa al HUEVO, cuando es lanzado contra la PIEDRA.

Asi es que, en el sentido Espiritual, esa ROCA INCONMOVIBLE que es Jesús y de la cual te encuentras tú TOTALMENTE CUBIERTO, TOTALMENTE VESTIDO, será aquella contra la que se ESTRELLARÁN: EL ODIO, la ENVIDIA y los MALOS deseos que contra ti tienen o te lanzan tus enemigos; malos sentimientos estos, que constituyen además, y para que lo entendamos mejor, no más que el HUEVO, que al CHOCAR contra la ROCA, que al chocar contra EL AMOR, que es Jesús, el mismo que vive en ti, simplemente se DESBARATA, se DESTROZA, se rompe en pedazos, dándote entónces la oportunidad de aprovechar y hacer de él, de ese HUEVO representado por el ODIO que contra ti lanzan, una sabrosa TORTILLA.

Y por eso ALABA!, por eso bendice a tu creador, quien SORBIÓ LA MUERTE EN VICTORIA.

Vence entónces, como te aconsejan las Escrituras, EL MAL, con EL BIEN, y jamás dejes que se PONGA el sol sobre tu enojo.

En resúmen, (Proverbios 25:21): “Si tu ENEMIGO tuviere HAMBRE dále de COMER, pues haciendo esto, ASCUAS DE FUEGO, (¿recuerdas al SARTÉN?), amontonarás sobre su cabeza, que harán DERRETIR, COMO LA MANTEQUILLA EN EL SARTÉN CALIENTE, al ODIO, la ENVIDIA y al DESPRECIO que tu ENEMIGO trate de DESCARGAR contra ti.

Que el Señor nos ayude y dé entendimiento en todo.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoreamehoy.com.

Share This