¡Vamos!, ¿Qué piensas?, ¿Qué estás pensando?; Porque te recuerdo: PENSAMIENTOS DE PAZ, PRODUCEN PAZ; buenos pensamientos, sonrisas, amabilidad y buenas actitudes hacia los demás; Mientras que, PENSAMIENTOS DE CONFLICTOS, producen CONFLICTOS, AMARGURA DE ESPÍRITU, MALOS PREJUICIOS y por ende, MALAS ACTITUDES, ASPERESAS Y DESCORTESÍAS HACIA LOS DEMÁS. Recuerda dos reglas bíblicas:

A) LA LEY DE LA AMISTAD: “EL QUE QUIERA AMIGOS, HA DE MOSTRARSE AMIGO O AMISTOSO”, (Proverbios 18:24) y

B), “LA REGLA O LEY DE ORO”: Así que, todas las cosas que querráis que los hombres, que los demás hagan con vosotros, así haced vosotros con ellos, dicho en el lenguaje popular: “LO QUE A TI NO TE GUSTA O TE MOLESTA QUE TE HAGAN, NO SE LO HAGAS A NADIE”. (Mateo 7:12). Ptr. Daniel E. Mercedes, Pastoreamehoy.com.

Share This