UN FONDO DE RESERVA. Por: Daniel E. Mercedes, de: Pastoreamehoy.com.

Con el propósito de que una persona x cumpla a cabalidad y sin excusa, la tarea que le ha sido encomendada; se ha tomado el cuidado de proveerle y poner a su disposición, todos los recursos y facilidades, 10 o 15 veces más alla de los que en condiciones normales pudiera necesitar, para cubrir, no sólo, cualquier necesidad o situación imprevista, que le permita mantener y llevar a cabo y buen término, la tarea que le ha sido encomendada; sino que, en adición a éso, hasta sus más insólitos antojos y deseos, les han sido cubiertos. No obstante, y en adición a éso, se ha puesto a su disposición, una reserva, un fondo extra e ilimitado de recursos y facilidades, a fin de que, en la eventualidad de un caso extremo en que se le agotaren los recursos ya puestos en sus manos, pueda acudir al referido fondo o reserva, si asi fuere necesario.

Asi es que, en tales circunstancias, que van más allá de lo normal, no se espera que dicha persona tenga que acudir a la reserva o fondo antes mencionada para cumplir con sus obligaciones, en razón de que, como dijimos antes, los fondos que le fueron asignados al principio, eran superiores a 10 ó 15 veces más de los necesarios o requeridos, para cumplir con su misión. Pero, podríamos ir aún más lejos y decir que, en el peor de los casos en que dicha persona se viera en la necesidad de pedir permiso para recurrir al fondo de reservas; cuando menos, no se espera que lo haga con demasiada frecuencia, porque de ser así, quedaría claramente evidente, que estaríamos enfrentándonos, tratando y en presencia, de una persona extremadamente desordenada, abusiva, derrochadora y marbersadora excesiva de fondos o recursos.

Algo similar, es lo que, en el sentido espiritual pasa con nosotros, los que hemos sido redimidos por la Sangre de Cristo, pues desde el momento en que aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador; Él, con su sacrificio en la cruz del calvario, nos proveyó de todo lo necesario y suficiente para dejar pagas, exoneradas y cubiertas, todas nuestras faltas y necesidades espirituales y materiales; y en adición a eso, contamos, en su sangre, con un fondo, una reserva infinitamente inagotable y vigente, que no ha perdido, ni perderá su efecto, poder y valor limpiador, para dejar mucho más blanco que la nieve ó blanca lana, “todas” nuestras culpas y pecados, asi fueran éstos, rojos; màs rojos que el carmesí.

Todos estos recursos espirituales nos han sido provistos por nuestro Padre Celestial, a través del sacrificio de Su Hijo en la Cruz, a fin de que podamos CUMPLIR y CON GOZO, la tarea que nos ha sido encomendada, de mantener limpia y sin mancha, nuestra vestidura espiritual: Ser, espiritu, alma y cuerpo, los que estamos llamados a preservar limpios para el dia de su venida. He aqui algunos de esos recursos: Y el mismo Dios de paz OS SANTIFIQUE POR COMPLETO y todo vuestro ser, espiritu, alma y cuerpo, sea guardado IRREPRENSIBLE para la venida de nuestro Señor Jesucristo; continúa diciendo Mateo 11:30: Porque mi yugo es FÁCIL y es LIGERA mi carga y Filipenses 4:13: TODO LO PUEDO EN CRISTO, PORQUE EL ME FORTALECE.

Este fondo de reserva, esa sangre inagotable que nunca pierde su valor, es la que está siempre disponible para que acudamos a ella y nos la apliquemos, cada vez que por alguna circunstancia, que debería ser la excepción y no la regla, tengamos que acudir a ella para remover de nuestras almas cualquier pecado o falta cometida. Asi es que, mientras menos frecuente tengamos que acudir a esa reserva, a la sangre, por causa de nuestros pecados, esto nos servirá como un buen indicativo de que estamos cumpliendo con nuestro compromiso, con nuestra tarea de santidad a Dios. He aquí, algunas de las tareas: 1 Juan 5:18: SABEMOS QUE TODO AQUEL QUE HA NACIDO DE DIOS, NO PRACTICA EL PECADO, PUES AQUEL QUE FUE ENGENDRADO POR DIOS LE GUARDA, Y EL MALIGNO NO LE TOCA y 2 Timotero 2:15: PROCURA CON DILIGENCIA PRESENTARTE A DIOS APROBADO, COMO OBRERO QUE NO TIENE DE QUE AVERGONZARSE, QUE USA BIEN LA PALABRA DE VERDAD.

Y he aqui, el fondo de reserva del que hemos venido hablando: 1 Juan 2:1: HIJITOS MIOS, ESTAS COSAS OS ESCRIBO, PARA QUE NO PEQUEIS; Y SI ALGUNO HUBIERE PECADO, ( SI TUVIERAMOS QUE ACUDIR A LA RESERVA), ABOGADO TENEMOS PARA CON EL PADRE, A JESUCRISTO EL JUSTO. 1 Juan 1:7: PERO SI ANDAMOS EN LUZ, COMO EL ESTA EN LUZ, TENEMOS COMUNIÓN UNOS CON OTROS, Y LA SANGRE DE JESUCRISTO SU HIJO NOS LIMPA DE TODO PECADO. Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; http://pastoreamehoy.com/ Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This