SUPER-MAN-INVENCIBLE”. Por: Daniel E. Mercedes, de: Pastoreamehoy.com

La adolescencia y la juventud constituyen en la raza humana, las más inportantes etapas en las que comienzan a retoñar, formarse, desarrollarse, manifestarse, exibirse y anunciarse, los más altos, atrevidos e ilusorios niveles de orgullo, conquistas, dominios , poderios y heroismos nacidos y escondidos en la naturaleza humana. Es el tiempo en el que piensa uno ser capaz de lograrlo todo, de conquistar el mundo. Es la etapa en la que te dedicas al ejercicio, desarrollo y adquisición de musculaturas, que al mirarte al espejo, te hagan ver y sentir como el SUPER-MAN INVENCIBLE. Es el tiempo en que en lugar de buscar y escuchar consejos, lo que deseas y buscas es ofrecer y dar a todos, tus super consejos, porque piensas, que lo sabes y tienes respuesta para todo. Sin embargo, la realidad es, que pasado el tiempo y quemadas dichas etapas, caes en cuentas, de que en realidad, no sabias nada y de que tus consejos, en la mayoria de los casos, eran erróneos, falsos y sin fundamento; y lo peor aún, que no eras ningún super-man invencible.

LLega uno a entender, que la vida tiene su propia Universidad, una Universidad que no otorga titulos ni pergaminos de reconocimientos y cuyas clases no se imparten en ningunas de las aulas universitarias, ni en las redes sociales del internet; sinó más bién, en la dura experiencia de la vida ó a travès de vestirse uno del manto de humildad que le permita postrarse a los pies a escuchar las entrecortadas y estropajosas palabras salidas de los labios caidos de un ignorado, pero sabio Viejo. Bien lo dice la sabiduria popular: Que el que oye consejos, muere de Viejo.

Yo recuerdo, por ejemplo, el sabio consejo de mi anciano abuelo, quien sin grado escolar alguno y contando ya los 105 años de edad, me acerqué a él en busca de consejo, respecto a cuáles serían los requisitos que debería yo tomar en cuenta, al momento de elegir una Buena esposa, a lo que el sabio abuelo me repondió: Lo primero que tienes que tomar en cuenta es, que las mujeres, en sentido general hay que elegirlas, como busca el ganadero a las vacas, ¿cómo asi abuelo?, pregunté yo, POR LA RAZA, POR FAMILIA, me respondió él. En 2ndo lugar necesitarás una mujer que te RESPETE; En 3er. Lugar, QUE TE AME y 4to.QUE LO QUE TE VAYA A BRINDAR, SIN EXCEPCION ALGUNA, TE LO BRINDE DE BUEN GUSTO O AGRADO.

No por coincidencia, Salomón es considerado el hombre mas sabio que ha pisado y pisará tierra. De él conocemos, que desde su temprana edad aprendió y se deleitó en los sabios consejos de su padre David. Imaginamos al rey David aconsejando a su hijo de la siguiente manera:

Hijo, yo deseo que obtengas lo mejor, y como te he dicho, el mejor tesoro es la SABIDURIA y aunque ni yo, ni ningun otro ser humano, puede dártela, si puedo decirte, de quien podrás obtenerla .La SABIDURIA, hijo mio, es un don que sólo Dios puede dar, por lo tanto, en la primera oportunidad que tengas de verte frente al Rey del Universo, cuando Él te pregunte, para darte lo que tu le pidas, no le pedirás otra cosa, sinó sólo una: SABIDURIA, hijo mío, SABIDURIA; para ello tendrás una sóla oportunidad y no debes perderla pidiendo ningura otra cosa, tales como: FAMA Y RIQUEZAS, que acostumbran pedir los humanos, cosas que van y vienen, pero, SABIDURIA, SABIDURIA, hijo mio, sólo Dios la puede otorgar y cuando la obtienes, ella mísma no te dejará perderla. De aquí entendemos la razón por la que a Salomón no le resultó tan difícil hacerle a Dios una petición tan sabia, pidiéndole SABIDURIA, en lugar de RIQUEZAS Y FAMA. Asi es que, debido a su petición le fue otorgado, no sólo el TESORO DE LA SABIDURA, que le había encargado su padre, sinó que tambien obtuvo de Dios, RIQUEZAS Y FAMA, que cuando llegan de parte de Dios, vienen para quedarse, sin añadir tristeza alguna con ella.

Conocemos la historia de la hija de herodias, quien luego de haber impresionado a Herodes con su danza, éste le ofreció darle lo que élla le pidiera, así es que, por perverso consejo de su madre, pidió al rey, servida en bandeja, la cabeza de juan el bautista.. Nótese que las palabras que habla Dios a Salomón en el monmento de ser confirmado como rey, son practicamente las mismas que le dijo el rey Herodes a la hija de Herodias: PIDEME LO QUE QUIERAS Y YO TE LO DARE. (2 CRONICAS 1 & MARCOS 6). Hoy vengo para decirte, que al apartar tiempo para leer la palabra de Dios, estás escuchando el consejo del  ANCIANO DE DIAS y entras a conocer cuál es el corazón, la intención y propósito de Dios para con tu vida. De modo, que cuando llegue el momento en que él te diga: PIDEME LO QUE QUIERAS, si te has sentado antes a escuchar el consejo de su palabra, de seguro que tu petición, como la de Salomón, será de acuerdo al propósito y corazón de Dios.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; http://pastoreamehoy.com/ Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This