Si la gente entendiera lo que realmente significa entregarle a Cristo su vida, todos cayeran postrados a sus pies, e incluso muchos de los que dicen servirle pero para los cuáles el evangelio es como una carga, por lo cual no tampoco estos han comprendido lo que realmente significa servir a Jesús y no lo van a llegar a comprender hasta que no se DEJEN CAER EN ÉL, hasta que en lugar de apoyarse en sus propias FUERZAS, decidan apoyarse y fortalecerse en las fuerzas y fortaleza de Dios.
 
Servir a Dios es algo así como que alguien te entrega una casa bella, grande, comoda, completamente amueblada y dice:
 
ESTA CASA ES TUYA, NO TE PREOCUPES POR NADA, YO PAGARÉ Y CUBRIRÉ TODOS LOS GASTOS QUE SE GENEREN EN ELLA, TALES COMO: AGUA, LUZ, TELEFONO, ETC, Y CUALQUIER OTRO COSTO ADICIONAL.
 
La única condición que te requiero es, que me MANTENGAS LIMPIA Y ORDENADA LA CASA.
 
Esa casa es tu vida, es tu espiritu, alma y cuerpo, los cuáles si te OCUPAS en mantenerlos limpios y sin mancha a la presencia de Dios, Él, Dios, se encargará de cubrir todas las necesidades físicas, de salud y demás que tengas.
 
Así lo confirman las siguientes porciones bíblicas:
 
Mateo 11:28:
 
“VENID A MÍ, TODOS LOS QUE ESTÁIS CANSADOS Y CARGADOS, Y YO OS HARÉ DESCANZAR”.
 
Igualmente lo confirma Mateo 6:33, al decir:
 
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.
 
Finalmente y como dicen por ahí, como para arrematar, oye lo que dice Marcos 10:29-30:
 
“Jesús dijo: En verdad os digo: No hay nadie que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos o tierras por causa de mí y por causa del evangelio,
 
30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y tierras junto con persecuciones; y en el siglo venidero, la vida eterna”.
 
Nota: Importante es aclarar que este DEJADO, casas, hermanos, madres, hijos, etc. no significa ABANDONARLOS, sinó PONERLOS EN SEGUNDO LUGAR en relación a Dios, tal y como lo confirma Mateo 6:33, arriba citado.
 
Que el Señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO EN TODO.
 
Todo lo decimos, a fin de que SIGAMOS CRECIENDO, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.
Share This