¡SAL DEL PANTANO!. Por: Daniel E. Mercedes, de: Pastoreamehoy.com.

San de ese PANTANO, no te detengas, no te ofusques en el problema que tienes del cual no ves ninguna solución. Solo piensa en ello, pero por un breve instante, pero si en ese instante no ves solución, SAL DE ESE PANTANO y enfoca, fija tu mente y pensamiento en Dios, pues para todo el tiene solución.

Alzaré mis ojos a los montes, a mis posibilidades, a quien humanamente pienso que me puede ayudar, socorrer; pero meditaré y diré, que estoy haciendo, por qué pongo mi confianza en hombre cuando Dios me dice que mi socorro no viene de los montes, de mis posibilidades, sinó de JEHOVÁ, que hizo los cielos y la tierra.

Es necesario pues, que en medio de tu problema pienses en Dios, de quien viene tu socorro, porque cuando piensas en él, entónces El pensará en ti. Asi lo dice El en su palabra: Salmos 40: 17: “Aunque afligido yo y necesitado, Jehova pensará en mi”.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Misma Gracia; Daniel E. Mercedes, Pastoreamehoy.com.

Share This