QUE DIOS TE BENGIGA!.

Dice el Salmos 37:16: “Mejor es lo poco del justo
que la abundancia de muchos pecadores”.

Es mejor lo poco del justo, que la abundancia que puedan excibir los pecadores; por cuanto lo poco del justo, con el Favor y Gracia de Dios, es multiplicado ilimitadamente en nuestras manos, pero lo más importante, que: “LAS BENDICIONES DE DIOS SON LAS QUE ENRIQUECEN Y LO MEJOR: NO AÑADEN TRISTEZA CON ELLA.

¿Cuantas computadoras nuestras, por ejemplo, han quedado infectadas por virus sumamente dañinos, en razón de haber nosotros accedido a instalar en ella, uno que otros programas gratis del internet?.

Y es que al darle clic al programa para bajarlo, desconocemos que con el paquete nos entán enviando también algunos virus o programas escondidos que les causarán a nuestras computadoras muchos daños, las ponen, por ejemplo, muy lentas para arrancar, lentas para conectarse y en muchos casos resultan en daños irreparables.

O sea, dicho en otras palabras, es como si dentro del dulce, o al lado de él nos colocaran también un poco de veneno. Son ofertas que se presentan atractivas, pero ocultan entre ellas, o detrás de ellas, algunos accesorios que nos perjudicarán. Este tipo de experiencias son las que nos confirman o ratifican el famoso dicho popular de que: “NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO”. O como dicen aquí en Estados Unidos, “NOTHING IS FREE”, (NADA ES REALMENTE GRATIS). Dicho en otras palabras, tengamos cuidado con las ofertas porque podrían traer ocultas cosas perjudiciales para nosotros.

Es esa la causa por la cual nosotros preferimos, traduciendo esto al mundo espiritual, las BENDICIONES que vienen de parte de Dios, porque sabemos por Su Palabra, que dichas bendiciones, cuando vienen, Primero: VIENEN LIMPIAS y sin CARGOS, VICIOS O VIRUS OCULTOS.

Segundo: LLEGAN PARA QUEDARSE O ESTABLECERSE CON NOSOTROS y;

Tercero: Lo más importante, NO AÑADEN, NO TRAEN EN EL PAQUETE, NADA QUE NOS VAYA A AFLIGIR O ENTRISTECER EN EL FUTURO.

Es esa la causa por la cual, la BENDICIÓN que debemos procurar primero, es aquella que viene de parte de nuestro Dios, porque sabemos que si vienen de parte de Dios, o con Su bendición, aún nos parezca a la vista POCO, estaremos seguros de que no serán para tristeza, sinó para verdadera bendición; porque: MÁS VALE LO POCO DEL JUSTO, QUE LAS RIQUEZAS DE MUCHOS PECADORES.

Por lo demás, una de las caracteristicas principales que nos ayudan a distinguir cuando una bendición viene de parte de Dios, es las mismas llegan a nosotros de manera NATURAL o EXPONTÁNEMENTE, sin forzarlas, sin mediación de mentiras o engaños para conseguirlas.

En resúmen, las BENDICIONES DE DIOS SON LEGALES, tanto desde el punto de vista Espiritual, como humano. Por último, la regla o principio general para recibir las bendiciones de nuestro Dios, radica en no enfocarse uno en la bendición, lo cual es una añadidura, sinó en DARLE A DIOS EN TODO EN NUESTRAS VIDAS, EL PRIMER ASIENTO, EL PRIMER LUGAR.

Asi lo dice Mateo 6:33: “MÁS BUSCAD “PRIMERAMENTE” EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, Y TODAS ESTAS COSAS, (O SEA, LA LISTA QUE APARECE EN LOS VERSÍCULOS ANTERIOS), NOS SERÁN AÑADIDAS.

En otras palabras, cuando le damos a Dios el primer lugar, el primer asiento, la prioridad; el resultado será, que todo lo que recibamos será para bién, que el bien NOS PERSEGUIRÁ, porque la GRACIA DE DIOS puesta en nosotros es el IMAN QUE ATRAE IRRESISTIBLEMENTE las bendiciones de Dios, las cuáles nos llegarán limpias y sin ningúna infección viral o perjudicial para nosotros.

Son todas estas las razones por las que oro a Dios, a fin de que sea Él el que TE BENDIGA con todad bendición de lo Alto; porque como hemos ya dicho: No son, sinó LAS BENDICIONES DE DIOS, LAS ÚNICAS QUE AL LLEGAR A NOSOTROS NOS ENRIQUECERÁN VERDADERAMENTE, y por lo demás; NO TRAERÁN CON ELLAS, NINGUNA TRISTEZA o VIRUS OCULTO.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes,Pastoreamehoy.com.

Share This