La razón por la que nunca conocistes a Dios, a pesar de haber nacido y haberte criado dentro de un ambiente, iglesia y hogar cristiano; es que nunca buscastes a Dios por el camino correcto, pues siempre quisiste llegar a él a través del CAMINO DE LA RAZÓN y no del CORAZÓN, no de la FE, no de la REVELACIÓN.

Nunca descubríste y aún no has descubierto, que pretender RAZONAR a Dios, es lo mismo que intentar VERTIR EN UNA DIMINUTA TASA DE CAFÉ, TODO EL CONTENIDO DEL AGUA DEL OCÉANO. Esta TASITA DE CAFÉ es tu MENTE, es tu RAZÓN, ése OCÉANO es el mundo de Dios, sus misterios. No exíste forma de ver ni de entender a Dios, sinó a través de la fe.

Te pongo un simple ejemplo de lo que es LA FE CONTRA LA RAZÓN.

La Biblia narra el caso de un profeta rebelde de nombre Jonás. Dicen las Escrituras que Dios envió un GIGANTE PEZ, alguno dicen una BALLENA para que se lo tragáse y vomitase en las playas de NÍNIVE.

Considerando que fuera una BALLENA el pez que se tragó a Jonás y lo transportó a NÍNIVE, es algo RAZONABLE, en virtud de que según los estudiosos de bestias marinas, sólo el ESTÓMAGO de una BALLENA es del tamaño de un carro pequeño, algo así como un tradicional VOLKSWAGEN, mejor conocido en mi país como un CEPILLO.

La razón pues, consideraría éso como posible. Sin embargo, cuando se trata de la FE, ésta va mucho más allá, pues sabiendo y partiendo de que para Dios ¡NADA ES IMPOSIBLE!; si la Biblia, en lugar de decir que una BALLENA se tragó a Jonás, dijera que Dios hizo que Jonás se tragara una BALLENA, no tuviera ningún problema, como lo tendría LA RAZÓN, para AFIRMARLO, PARA CREERLO.

A Dios hay que verlo con los OJOS DE LA FE, no con la razón y hasta que no entiendas éso jamás lo conocerás.

Que el Señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO en todo.

Y todo lo decimos a fin de que SIGAMOS CRECIENDO, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.

Share This