La gente, el pueblo, tu familia, tus amigos, los sicólogos, etc., todos te dicen: CONFÍA EN TI; Mientras que Dios te dice: “PARA NADA”: Vete a lo seguro y CONFÍA Y FÍATE DE MÍ SOLAMENTE, CON TODAS TUS FUERZAS Y DE TODO TU CORAZÓN Y JAMÁS TE APOYES EN TU PROPIA PRUDENCIA, EN TUS PROPIOS CÁLCULOS, EN TUS PROPIOS CONSEJOS; RECONOCE ADEMÁS A DIOS EN TODOS TUS CAMINOS, EN TODOS TUS PROYECTOS, EN TODOS TUS PLANES Y VERÁS CÓMO ÉL ENDEREZARÁ LOS RUMBOS TORCIDOS QUE EN EL CAMINO ENCUENTRES, Resultado: QUE TODO TE SALDRÁ BIÉN. (Proverbios 2: 5-6).

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoreamehoy.com.

Share This