Si tenias alguna duda, hoy quiero decirte que:
Los TALENTOS, así como LA SALVACIÓN, pertenecen a Jehová y Él es el que los da; y como a Dios pertenecen, jamás se PIERDEN, jamás se desperdician; por lo tanto, quienes las pueden perder son aquellos, quienes, por no ESTIMARLOS, por no VALORIZARLOS, por TENERLAS EN POCO, Dios se los quita para entregárselos a otros que sí los valoricen, que sí los aprecien.

En la parábola de la boda, por ejemplo, por el hecho de que los invitados especiales se negaron a asistir a la misma, NO SE CANCELÓ LA BODA NI SE SUSPENDIÓ LA FIESTA, ASÍ COMO TAMPOCO SE VOTO LA COMIDA; SINO QUE FUERON POR LOS PARQUES, LOS CAMINOS, ETC, y recogieron a todos los que quisieron asistir y participar de la fiesta, asi como del banquete; PERO NI LA FIESTA SE CANCELÓ, NI LA COMIDA SE VOTÓ.

Del mismo modo y manera, cuidemos nuestra SALVACIÓN, para que NINGUNO ARREBATE NUESTRA CORONA; porque ni los TALENTOS, ni LA SALVACIÓN SE PIERDEN, QUIENES LOS PUEDEN PERDER SON AQUÉLLOS QUE LOS TIENEN, PERO NO LOS ESTIMAN, NO LOS CUIDAN, NO LOS VALORIZAN.

Que el Señor nos ayude y dé entendimiento en TODO.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes;Pastoreamehoy.com

Share This