NO PARES, Y PARIRAS; PARA, Y ABORTARAS. Por: Daniel E. Mercedes.

El principio de la siembra y la cosecha establece que: TODO LO QUE EL HOMBRE SEMBRARE, ESO TAMBIEN SEGARA. Que si para la carne siembras, de la carne segaras corrupcion;  que si para el Espiritu siembras, del Espiritu cosecharas vida eterna, (Galatas 6:8).

No nos cansemos pues de hacer el bien; dicen las escrituras, que a su tiempo segaremos sino hubieramos desmayado, (Galatas 6:9); siendo este, uno de los principales principios biblicos, divinos; que nos aconsejan a no desesperarnos en el largo transitar de hacer el bien, cuyas recompensas, en el reloj humano nuestro, suelen ser de muy larga duracion.

Uno de esos bienes, buenas acciones o siembras que nosotros hacemos en el Senor y que mas larga se nos hace la espera, para ver sus frutos, son nuestros diezmos y ofrendas. Cuantos de nosotros hemos parado de DIEZMAR u OFRENDAR a consecuencia de desesperarnos en la espera de ver los frutos de nuestra siembra?. Nos desesperamos, porque injustamente no nos detenemos a observar, como a diario, como consecuencia de nuestra fidelidad en este aspecto, todos los dias Dios nos va supliendo de lo que necesitamos, librandonos muchas veces, ademas; de muchos Dolores, tales como: Tener que gastar nuestro dinero en medicos o en medicinas, por ejemplo. Y es que como dice el pueblo, NADIE SABE LO QUE TIENE, HASTA QUE NO LO PIERDE. No fue sino, hasta que Dios le quito a Job el cerco, que este se dio cuenta, cuan protegido y amurallado habia estado el, su familia y sus bienes, contra los ataques de satanas.

Sin embargo, el que a nuestro parecer no veamos los resultados de nuestros diezmos y ofrendas en el tiempo en que queremos, eso no significa, que dichos resultados no esten ahi, muchas veces en nuestras narices. No nos damos cuenta, de que la razon por la que no alcanzamos a ver los frutos de nuestra siembra, es porque nos hemos acostumbrado tanto a estar, o a convivir con los beneficios que cotidianamente recibimos, que los dejamos pasar desapercibidos y no los extranamos, sino; cuando alguno de estos beneficios diarios, nos falta.

Tenemos en la biblia un buen ejemplo en el caso de CORNELIO, un reconocido e importante hombre en su pueblo, que ni siquiera publicamente profesaba todavia la fe Cristiana; pero que sin embargo, con motivo del Corazon inclinado que tenia hacia el bien, estuvo por mucho tiempo, tal vez, 10, 15, 20, 30 o 40 anos, no sabemos, orando a Dios y sirviendo al pueblo con sus OFRENDAS, pero al final fue recompensado por Dios. El nunca se detuvo, el nunca PARO DE OFRENDAR, HASTA QUE ESE EMBARAZO A CONSECUENCIA DE SUS OFRENDAS NO PUDO RETENERSE MAS Y TUBO QUE PARIR SUS FRUTOS, CUANDO DIOS LE ENVIO DESDE EL CIELO A SU ANGEL, PARA DARLE LA SIGUIENTE NOTICIA: “CORNELIO, TUS ORACIONES Y TUS LIMOSNAS HAN SUBIDO PARA MEMORIA DELANTE DE DIOS”. WOW!; diga conmigo: WAO!. El resto de la historia la encontramos en el libro de los hechos capitulo 10.

Hoy vengo para animarte a que, como CORNELIO, NO PARES DE DAR A DIOS TUS DIEZMOS Y OFRENDAS Y YA VERAS QUE TU EMBARAZO A CONSECUENCIA DE TUS ORACIONES, DIEZMOS Y OFRENDAS; SE HARA TAN GRANDE, QUE EN EL MOMENTO EN QUE MENOS ESPERES, PARIRAS TUS BENDICIONES, LAS CUALES SE DESBORDARAN SOBREABUNDANTES Y LO MAS LINDO DE ELLO, QUE LLEGARAN PARA MUDARSE CONTIGO, PARA QUEDARSE CONTIGO Y NUNCA TRAERAN CONSIGO, NINGUNA TRISTEZA CON ELLAS; PORQUE DIOS NO RETARDA SUS PROMESAS COMO ALGUNOS LA TIENEN POR TARDANZA, SINO QUE EL ES PACIENTE PARA CON NOSOTROS; NO IMPORTA QUE A NUESTRO JUICIO, SEAMOS NOSOTROS, QUIENES SOMOS PACIENTES PARA CON EL.

Por el contrario, volviendo al tema, SI PARAS, ABORTARAS, si paras de Diezmar y Ofrendar, Abortaras muertas tus bendiciones. Y no solo tus bendiciones, sino tambien, el poquito de fe que te queda;  porque sino te has dado cuenta, por lo menos yo he alcanzado a entender, que: LAS OFRENDAS Y LOS DIEZMOS CONSTITUYEN:  EL MAS SIMPLE Y PEQUENO DE LOS GRANITOS DE MOSTASA DE FE, EN LA VIDA DE CUALQUIER CRISTIANO. De modo, que si lo MAS SIMPLE EN CUANTO A FE SE REFIERE, DEJAS DE EJERCITARLO, CON QUE TE QUEDARAS?. Si PARAS de Diezmar y Ofrendar, probablemente habras agotado en tu vida, la ultima reserve de fe que te quedaba. Porque no cabe DUDAS de que, para DIEZMAR Y OFRENDAR, SE NECESITA FE.

NO NOS CANSEMOS PUES DE HACER EL BIEN, QUE A SU TIEMPO SEGAREMOS, SINO HUBIERAMOS DESMAYADO. Asi es que, hacienda honor al tema:

NO PARES, Y PARIRAS, PARA, Y ABORTARAS!.

Mas y Mas Bendiciones, Bajo la Misma Gracia; Daniel E. Mercedes, Pastoreamehoy.com.

Share This