¡MONTES Y CULEBRAS! A ti mi hermana, a ti mi hermano, que estás pensando APARTARTE DEL SEÑOR, porque tu novio, tu novia, o tu cónyuge, te lo ha puesto como condición para seguir contigo; quiero aconsejarte, que si lo estás considerando, que lo pienses muy bien, porque sólo para recordártelo, JESUCRISTO, SÓLO EXISTE UNO, y si lo pierdes, no habrá quien te lo substituya, no tendrás quien lo suplante. Mientras que en cambio, si tu novio, novia o cónyuge te abandona por causa de tu fe, perdiste sólo a un hombre más o a una mujer…

Share This