¡MESA SERVIDA!.

Nadie en la vida puede experimentar una tan grande y agradable AVENTURA, como aquél que decide confiar en Dios su vida, como aquél que decide cobijarse o habitar al Abrigo del Altísimo y tener a Jehová Dios, el Diseñador, Arquitecto y Constructor del Universo; como SU PASTOR.

Así nos lo garantiza el Salmos 23:1: “JEHOVÁ ES MI PASTOR”; ¡NADA ME FALTARÁ!. Wow!, que ENUNCIADO éste tan firme, tan contundente, plagado de tanta seguridad y garantía para todo aquél que decide tener a Dios como Su Pastor, para OIR y OBEDECER Su Voz.

De todo este Salmo de referencia, (el 23), me llama y fascina mucho la atención, el Verso 5, el cual declara:

“ADEREZAS MESA DELANTE DE MI, EN PRESENCIA DE MIS ANGUSTIADORES”; que dicho en otras palabras nos está diciendo: JEHOVÁ MI PASTOR, PREPARA, SIRVE MESA PARA MI, PROVISTA DE MANJARES DELICIOSOS; Y AL HACERLO, LO HACE EN PRESENCIA, O SEA, FRENTE, Ó A LA VISTA DE MIS ANGUSTIADORES; ¿Cuáles ANGUSTIADORES?, !mis enemigos!. ¿Cuáles enemigos?, los que mi mal desean, los que sin causa me aborrecen y como CERDOS DEBAJO DE LAS PALMAS, se están allí, esperándome caer para devorar mi carne, para hacer burla y componer refrán de mí.

¿Cuáles otros enemigos?, los dardos de pensamientos negativos y de frustración o fracaso que nos bombardea contínuamente satanás, para que perdamos la fe, para que nos desesperemos y caigamos en la tentación de la mujer de Job, a quien le dijo ésta: MALDICE A TU DIOS Y MUÉRETE!..

Pero Dios te dice, no te DESESPERES, para que no caigas en esa tentación, sólo confía y espera, porque si te desesperas y apresuradamente profieres palabras de enojo contra Dios, luego entónces, cuando veas el milagro de Dios obrar en tu vida y circunstancia, entónces te sentirás muy avergonzado o avergonzada ante tu Dios, por lo haber confiado en él, lo cuál te impedirá disfrutar y celebrar en grande tu victoria.

Pero puedes además estar muy seguro, o segura, que en el momento en que maldigas o reniegues de Dios por tu circunstancia, darás a satanás la satisfacción de REIRSE DE TI A CARCAJADAS. No le dés a ese mentiroso ese chance, ni esa satisfacción.

Pero qué glorioso, que Dios no nos dejará en manos de ninguno de nuestros enemigos, sinó que en cambio, y dicho en un buen y auténtico lenguaje dominicano; PA”QUE SUFRAN MIS ENEMIGOS, JEHOVÁ, MI BUEN PASTOR, PREPARARÁ MESA SERVIDA DELANTE DE MÍ, EN LA PRESENCIA ABSORTA, ESPANTADA Y PERPLEJA DE TODOS ELLOS!. Para que sepan, respeten y entiendan ellos, que el que nos defiende es el TODO PODEROSO, JEVOVÁ DIOS DE LOS EJÉRCITOS.

De modo, que en medio de tu prueba, no mires más a la angustia, no mires más a tus amenazas, a tus angustiadores: y a tus enemigos, no les hagas caso y sólo enfócate en DARLE A DIOS TU VOTO DE CONFIANZA.

Que en medio de tu tribulación, mantente con los ojos puestos en Jesús, TU GARANTÍA INFALIBLE, el Autor y Consumador de nuestra fe.

Que en tu mente y espíritu, lleves al RING DE COMBATE, a tus AMENAZAS y a JEHOVÁ TU PASTOR, y los veas y coloques uno frente al otro en posición de COMBARTE; y tú, quédate afuera en las gradas, perdón, siéntate VIP, en los asientos de alante y una vez allí y en alta voz, exclama: APUESTO TODO A MI CAMPEÓN, QUE EN EL PRIMER ROUND KNOCKEARÁ AL ADVERSARIO. Aleluya!.

Y todo esto te lo digo, porque el que en Jehová confía, no será jamás dejado en vergüenza, o abandonado a la calamidad; sinó, que al final celebrará con algarabía y llena su boca de alabanza, la gran victoria que Dios le dará.

Que el Señor nos ayude y dé entendimiento en todo.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Pastoreamehoy.com.

Share This