MEMORIAS EN EL CIELO. Por: Daniel E. Mercedes, de: Pastoreamehoy.com

En sentido general, LA MEMORIA es, de acuerdo al diccionario, la potencia del alma, por medio de la cual se retiene y recuerda algo. Es en síntesis, LA FACULTAD DE RECORDAR. Sin embargo, cuando hablamos de MEMORIAS, en sentido plural, nos estamos refiriendo, ya no a una facultad para recordar, sinó más bién, a uno de los más importantes y populares recursos de la composición literaria, donde se relatan los escritos que contienen las vivencias o experiencias que pudo haber tenido algún personaje de cierto renombre, a lo largo de su vida. En el libro de Malaquias 3:16, por ejemplo, encontramos lo siguiente: Entonces los que temian a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escucho y oyó, y fué escrito LIBRO DE MEMORIA delante de El para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. O sea, de aqui podemos claramente entender que para todos los que temen a Jehová y para los que piensan en su nombre, existe en el cielo UN LIBRO DE MEMORIASdonde todas sus buenas obras son registradas, las cuales llegado el tiempo serán abiertas y puestas a la luz, en favor de los santos cuyas buenas obras se encuentren allí registradas.

Es el caso narrado, por ejemplo, en el libro de Ester Capitulo 6, versos 1-3: “Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. 2: “Entónces hallaron escrito que Mardoqueo habia denunciado el complot de Bigtan y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habian procurado poner mano en el rey Asuero. 3: “Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por ésto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales:

Nada se ha hecho con él. Y continúa diciendo, versos 7 y Sguientes: Para el varón cuya honra desea el rey, traigan el vestido real de que el rey se viste, y el caballo en que el rey cabalga y la corona real que está puesta en su cabeza y dén el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey y vistan a aquel varón cuya honra desea el rey y llévenlo en el caballo por la plaza de la ciudad y pregonen delante de él: Asi se hará al varón cuya honra desea el rey.

Entónces el rey dijo a Amán: Date prisa, toma el vestido y el caballo como tu has dicho y hazlo asi con el judío Mardoqueo, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho. Un caso similar lo encontramos en el libro de los Hechos capitulo 10, donde; ya no, un rey terrenal, sinó más bien el Rey de Reyes y Señor de Señores mandó abrir el libro de las MEMORIAS, y allí fueron encontradas lasORACIONES, OFRENDAS y LIMOSTAS de un oficial del ejército llamado Cornelio, de quien se dice lo siguiente:

“Habia en cesarea un hombre llamado Cornelio, centurion de la compañía llamada la Italiana, PIADOSO Y TEMOROSO DE DIOS CON TODA SU CASA Y QUE HACIA MUCHAS LIMOSNAS AL PUEBLO Y ORABA A DIOS SIEMPRE. Este Cornelio vio claramente en una visión, como a la hora novena del dia, que un angel de Dios estaba donde el estaba, y le decia: Cornelio, Él, mirandole fijamente y atemorizado, dijo: ¿Qué es Senor? Y le dijo el angel: TUS ORACIONES Y TUS LIMOSNAS HAN SUBIDO PARA MEMORIA DELANTE DE DIOS. De estos dos casos que acabamos de mencionar podemos entender que:

“DE LAS BUENAS OBRAS, OFRENDAS, DIEZMOS, LIMOSNAS, ETC. QUE REALICEN LOS SANTOS DE DIOS AQUI EN LA TIERA, EXISTE EN EL CIELO UN LIBRO DE MEMORIAS DONDE SON GUARDADAS, a fin de que llegado el tiempo, cuando tal vez tu lo haz olvidado, pero en el momento más preciso, cuando más lo necesitas, Dios en los cielos manda a abrir ese libro de las memorias y al encontrar alli registradas tus diezmos, ofrendas, buenas obras, limosnas, etc.. El dará orden como en el caso de Cornelio y Mardoqueo, a fin de hacerte vestir con ropas espléndidas exaltándote frente a tus enemigos y poniendo en alto tu nombre, entre los grandes.

No nos cansemos pues de hacer el bien, dice la palabra, pues a su tiempo cosecharemos sinó hubiéramos desmayamos y añade: (Eclesiastés 11:1): Echa tu pan sobre las aguas, que después de muchos dias, cuando ya ni lo recuerdes, lo hayarás. Si por los ultimos 5, 10, 15, 20 o más años has estado fielmente orando al Señor y siendo fiel con tus diezmos y ofrendas, no desmayes y mucho menos pares de hacerlo, pues en cualquier momento el Rey ordará abrir el LIBRO DE LAS MEMORIAS donde de seguro encontrará registrados tus diezmos, buenas obras, oraciones y ofrendas y cuando eso suceda, vas a ver qué preciosas y agradables son las sorpresas que tiene Dios reservadas para los fieles. Pero en cambio, Si no estas ofrendando, diezmando y realiezando buenas obras que realcen el nombre del Señor, es tiempo de que comiences a hacerlo, es tiempo de que comiences a echar sobre las aguas tus pan.

Sólo te aconsejo que lo hagas con gozo, no con tristeza, ni solo cuando se presente la necesidad. Paga tus diezmos en agradecimiento a los beneficios que has recibido y recibes departe de Dios, asi como en obediencia a su palabra; y deposita tus ofrendas y da al pobre en su necesidad, porque al dar tu ofrenda, lo que estás haciendo es dándole a Dios gracias por adelantado por las bendiciones y peticiones que tienes pendientes de recibir de sus manos; asi como cuando das al pobre para ayudarlo en su necesidad, lo que estas haciendo es dándole a Dios un préstamo, pues asi lo dicen las escrituras: “El que da al pobre a Jehova presta”. Por lo tanto, el te lo pagará y cuando eso suceda, lo hará muy espléndidamente. Asi es que cuando diezmas y ofrendas, no para que él te dé, sinó en agradecimiento por lo que te ha dado, asi como en un apto de fe y agradecimiento por adelantado a lo que te dará.

No te sientes a esperar de Dio su recompensa, sólo conoce que tu recompensa vendra, porque Dios no es hombre, ni hijo de hombre para mentir y lo que El ha prometido, a su tiempo lo cumplirá. Es algo asi como: Tu no estás 24 horas metido en la iglesia dando vueltas de aquí para allá y viceversa, en desesperación preguntándole y diciéndole al Señor, ¿cuándo es que vas a llegar?, o ¿por qué no acabas de llegar? etc. sinó que lo esperas como si llegara hoy mismo, pero sigues creyendo y trabajando como si llegara dentro de 20, 30 o más años, porque de lo que sì estas seguro es de que El vendrá.

Asi es que, de igual forma, no te sientes a esperar, para que no desesperes esperando su recompensa, porque “el que espera desespera”, sólo conoce que el que ha prometido es verdadero y cumplirá. Por lo tanto, sólo obedece a su palabra y tu recompensa llegarà; pues en el momento cuando menos lo esperes y en el tiempo en que más lo necesites, el libro de LAS MEMORIAS se abrirá y será entónces cuando Dios ordenará que seas vestido de GALA” y de ORO”, porque las biendiciones de Dios, aunque llegan en su tiempo, cuando llegan, llegan para quedarse y no traen ni añaden consigo, ninguna tristeza con ella. Más y Más Bendiciones, Bajo la Mismísima Gracia; http://pastoreamehoy.com/ Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This