Dios no le exíge a sus hijos nada que Él no le haya dado primero. Por eso, cuando él te píde ser EL PRIMERO EN TU VIDA, es porque para él, tú has sido ya EL PRIMERO. Por tal razón él te dice: VOSOTROS NO ME ELEGISTEIS A MÍ, SINÓ QUE YO OS ELEGÍ A VOSOTROS PRIMERO, (Juan 15:16). De igual forma, yo no me acerqué a ustedes porque ustedes me pidieron perdón, sinó que lo hice cuando ustedes eran todavía MIS ENEMIGOS, (Romanos 5:10).
 
Esto significa que Dios no busca COSA alguna de nosotros que le podamos dar, como tampoco ninguna BUENA OBRA que por él podamos hacer. A él le INTERESAS TÚ, por eso te dice: DAME HIJO MÍO TU CORAZÓN, (Proverbios 23:26), así como de igual forma nos dice: BUSCA HIJO MÍO EN PRIMER LUGAR MI REINO, (Mateo 6:23), QUE YO SEA EL PRIMERO EN TÍ, pues de esa forma, las demás cosas físicas o materiales de las cuáles él sabe de antemano que tú tienes necesidad, él te las proveerá haciendo que lleguen a tu mano, que te persigan.
 
Dios quiere ser EL PRIMERO en nuestras vidas, así como NOSOTROS somos para él, LO PRIMERO. Por tal razón el Apósto Pablo dice: DE QUE NOS VALE DESGASTARNOS HACIENDO COSAS PARA DIOS Y SU REINO Y QUE POR TALES COSAS SEÁMOS TENIDOS O CONSIDERADOS POR LOS DEMÁS COMO HÉROES, SI AL FINAL PERDEMOS NUESTRAS ALMAS.
 
Así es que nuestro consejo es, el mismo de las Escrituiras: BUSCA EN PRIMER LUGAR EL REINO, EL GOBIERNO DE DIOS EN TU VIDA, Y TODAS LAS DEMÁS COSAS TE SERÁN AÑADIDAS. (Mateo 6:23).
 
Que el señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO en todo.
 
Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.
Share This