LOS MINISTROS DE HOY Y EL PSUNAMI GAY!

La parte final del Verso 17, Capítiulo 1, del Libro de Santiago, dice que. EN DIOS, NO HAY “CAMBIO”, NI SOMBRA DE “VARIACIÓN”; Así como que Jesús, Su Hijo, el cual es también Dios, es el MISMO, AYER, HOY y POR LOS SIGLOS, (Hebreos 13:8).

Sin embargo, gran parte de los más populares o reconocidos predicadores y pastores de las mega iglesias de hoy en día; ACORRALADOS, mas bién INTIMIDADOS a conveniencia, por el PSUNAMI de la doctrina GAY; no se atreven a ser ENFÁTICOS en reafirmar una posición bíblica clara y sin titubeos respecto al tema, y lo que hacen es asumir una posición de refilón, es decir, dando respuesta al tema, con ambiguos argumentos, tales como, que, Dios es un Dios de amor y que el EVANGELIO debe EVOLUCIONAR al ritmo de los complejos tiempos en que en la actualidad nos ha tocado vivir, obviando el claro principio bíblico que nos manda a: “NO CONFORMARNOS A ESTE DIGLO”. (Romanos 12:2).

Cuando estamos en la bonanza, cuando los vientos soflan a nuestro favor, es muy fácil sostener una posición firme de acuerdo a los principios bíblicos; pero cuando la persecución llega, es entónces cuando salen a relucir o se pone de manifiesto, quiénes verdaderamente le sirven a Dios con compromiso serio y de corazón de guardar su palabra en cualquier circunstancia.

Este FUEGO CRUZADO con el que estamos siendo bombardeados en estos tiempos, es el que SACARÁ a luz, o el que pondrá de manifiesto, separando los VERDADEROS de los FALSOS.

Se olvidan estos “Ministros” de hoy en día, por mencionar sólo un par de cosas, que Dios es el Mísmo, Ayer, Hoy y por los Siglos y que en Él, (En Dios), no hay CAMBIO ni SOMBRA DE VARIACIÓN.

Que por lo demás y como muchas veces hemos dicho: ¡DIOS NO “ACEPTA”, al PECADOR “COMO ES”, sinó que Él los “RECIBE” en la condición en que se encuentran, pero que jamás los dejará en la condición en que fueron RECIBIDOS, sino que en cambio, los RECIBE en la condición en que se encuentren, pero para TRANSFORMARLOS, y que nunca nos va, o los va a dejar, y mucho menos a “ACEPTAR”, que continuemos siendo los mismos que éramos cuando a él llegamos.

Que el Señor nos ayude y dé entendimiento en todo.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes;Pastoreamehoy.com.

Share This