LOS TRES PASITOS AL GABINETE DEL REINO

Tres pasitos es en nuestro pais, república dominicana, el jocoso nombre con el que el pueblo bautizó a un efectivo veneno contra las ratas, las cuales morian pocos pasos después de haberlo ingerido.

En el mensaje de hoy, por supuesto, no venimos a hablar de TRES PASITOS de muerte, sinó de los TRES PASOS O REQUISITOS DE VIDA señalados por el Señor, a todos los interesados en llegar a formar parte de su GABINETE DE GOBIERNO.

Como sabemos, Jesús escogió a doce personas para que fueran sus discípulos, sus más cercanos asistentes o colaboradores, los cuales, durante todo su ministerio; sin apartarse de él, en ningun momento, lo acompañaban a donde quiera que él iba. Sin embargo, sabemos también que los discípulos del Señor no eran los únicos que le seguían, la biblia dice que a donde Jesús iba, lo seguía siempre una gran multitud y parece ser que algunos de entre la multitud le habían manifestado al Señor su deseo, su interés, en formar parte de ese escogido grupo de los doce, los cuales erán, como anteriormente dijimos, sus más cercanos colaboradores.

Así es que, Jesús, respondiendo a ese interés de algunos de la multitud de querer formar parte de los doce, les respondio: “ SI ALGUNO QUIERE SER MI DISCIPULO: (Y aqui puedo imaginar ver todas las orejas de los interesados, bien paradas en atención al anuncio del Maestro), quien continuó diciendo: Paso No.1: NIEGUESE ASIMISMO; Paso No. 2: TOME SU CRUZ y paso No.3 SIGAME.

Supongo que este grupo, al oir los requisitos exigidos por el Señor para convertise en uno de sus discípulos, inmediatamente analizaron y calcularon el costo de su aspiración, por lo que esta declaración del Señor fue para ellos, como si les hubiesen vaciado encina un cántaro de agua fría en pleno invierno, razón por la cual muchos ya no le seguian. Y era lógico que algunos desistieran, puesto que; aunque si bien es cierto que deseaban ser contados entre los más cercanos colaboradores del Maestro, lo cual les traería fama, instinto natural y común entre nosotros los seres humanos, a los que por nuestra naturaleza nos encanta estar al frente, bien cerca de los famosos, cerca del presidente de nuestro pais, del dueño de la empresa en donde trabajamos o tal vez, del apóstol principal de nuestra congregación, para ser reconocidos de los demás. Sin embargo, no menos cierto es, que aunque deseaban convertirse en discípulos del Señor y recibir asi los beneficios de su fama, no menos cierto es que no estaban dispuestos a pagar el precio.

No entendieron ellos, como tampoco lo entendemos hoy algunos de nosotros; que en los negocios del Señor no basta, o no se trata solo de aspirar; de mostrarnos interesados en ser contados entre los colaboradores más cercanos de nuestro Señor; sinó que ese nuestro interés tiene que esperar ser convinado con hayar gracia ante los ojos de nuestro Señor, el cual nos dice: 1ro. QUE EL DA GRACIA A LOS HUMILDES, MIENTRAS QUE RESISTE A LOS SOBERVIOS y 2ndo. QUE NO ES DEL QUE QUIERE, NI DEL QUE CORRE, SINO DE QUIEN DIOS TIENE MISERICORDIA. (Romanos 9:16)

QUE no se trata aquí de un simple esfuerzo o aspiración personal, o tal vez de una AUTO-IMPOSICION, DE UNA AUTOSUGESTION o de FORSARNOS A NOSOTROS MISMOS EN CONVERTIRNOS CERCANOS COLABORADORES DEL REINO; sino más bien de ser ATENTOS OIDORES Y PRESTOS HACEDORES DE LA PALABRA lo que nos conducirà de manera natural a NEGARNOS A NOSOTROS MISMOS, A NO ABANDONAR LA CRUZ Y APRENDER A SEGUIRLO A EL, SOLO A EL Y NADA MAS QUE A EL, EL AUTOR Y CONSUMADOR DE NUESTRA FE, lo cual en definitiva nos convertirá EN VERDADEROS DISCIPULOS Y PROMINENTES MIEMBROS EN EL GABINETE DE SU REINO. Que el Señor nos ayude y de entendimiento en todo. Más y Más Bendiciones, Bajo la Misma Gracia; D. Mercedes.

Share This