LIBRE DE MI”. Por: Daniel E. Mercedes, Ministries, de: Pastoreamehoy.com

De todos los dichos compuestos por el pueblo, uno de los que goza de mayor popularidad y nos deja una de las mayores enseñanzas o moraleja, es el que dice: ”NADIE SABE LO QUE TIENE, HASTA QUE NO LO PIERDE”; Sin embargo, lo que lo ha hecho más popular no ha sido su repetición constante a lo largo de los tiempos, sinó, más bien, el hecho de que, no existe humano alguno, que en algún aspecto de su vida, comenzando desde su niñez, no lo haya experimentado. Con este dicho, lo que la sabiduria popular nos quiere enseñar es a que aprendamos a valorar y por lo tanto, a enfocarnos en cuidar, reconocer y disfrutar más, las buenas cosas o personas que al presente, ha puesto nuestro Dios a nuestro lado, o en nuestras manos. Asi, por ejemplo, uno de los dones más preciados con que nos ha premiado Dios, es el don de la LIBERTAD. Para eso y por eso fue que vino su hijo a la tierra, para que seamos libres y no estemos ya más, sujetos, a ningún yugo de esclavidad.

Cuenta la historia de un hombre, muy apasionado a las aves como mascotas y en cuya casa albergaba en distintas jaulas, varios tipos de ellas. Un dia, por un ataque de ira, que no pudo controlar, golpeo fuertemente a su mujer, dejándola casi por muerta. A consecuencia de ello, fue apresado y condenado a prisión por un año. Al cumplir su condena, como era una persona importante del pueblo, el día de su libertad, lo esperaban afuera de la carcel varios periodistas, para entrevistarlo. Uno de ellos le pregunto: Señor, ahora que está usted libre, ¿QUÉ ES LO PRIMERO QUE HARÁ?, a lo que el hombre respondió, síganme y verán. Todos, curiosos, expectantes y hasta asustados, lo siguieron hasta su casa, pues lo que pensaban era que iria a tomar venganza en contra de su mujer.

Asi es que al llegar a casa, lo que hizo fue, sin hablar, ni saludar a nadie, pasar directo al patió, de donde comenzó a sacar, hacia el frente, todas las jaulas de las aves que tenia como mascotas y sin decir palabras, tomando en sus manos cada ave, una por una, después de darles un beso en sus cabecitas, levantándolas hacia el cielo, sonriendo y llorando, las dejaba volar libres, hasta perderlas de vista. Asi es que, todos, maravillados por el gesto del hombre, pero más aún, sorprendidos por su conducta, debido a que lo conocían como un hombre altamente apasionado por las aves, las cuáles eran su mayor entretenimiento; asombrados, le preguntaron a que se debía su extraño comportamiento, a lo que él respondió:

LO HAGO, PORQUE NO ES SINÒ, HASTA ESTE DIA EN EL QUE HE RECOBRADO MI LIBERTAD, CUANDO HE PODIDO REALMENTE ENTENDER EL VERDADERO VALOR Y SIGNIFICADO DE ELLA; Y COMO NO QUIERO VOLVER A PERDERLA, EN LO ADELANTE, ME PROPONGO, NO SÓLO VIVIR ALERTA RESPECTO DE CUALQUIER COSA, COMO LA IRA, POR EJEMPLO, QUE AMENACE CON ARREBATÁRMELA DE NUEVO; SINÓ QUE TAMBIÉN, COMENZANDO POR ESTOS PAJARILLOS, NO PRIVARÉ JAMÁS DE SU LIBERTAD, A NINGÚN ANIMAL O PERSONA. POR LO CUAL SÉ AHORA, QUE BASADO EN ESTAS DOS DECISIONES, TENDRÉ GARANTIZADO DE POR VIDA, ESTE TESORO DE LA LIBERTAD, CUYO VERDADERO VALOR PUDE DESCUBRIR EN CADA SINGULAR DIA, DE ESE AÑO EN QUE ME VI PRIVADO DE ELLA.

La LIBERTAD, desde el punto de vista humano, podriamos definirla como: “LA AUSENCIA DE OPOSICIÓN U OBSTÁCULO EXTERNO, QUE NOS IMPIDEN REALIZAR U OBTENER LIBREMENTE LO QUE DESEAMOS. Sin embargo, desde el punto de vista espiritual, encontraremos que los principales obstáculos a nuestra verdadera libertad, además de no ser visibles a los ojos, se encuentran tan cerca nuestro, como dentro de nosotros mismos, siendo ese, el principal motivo del presente tema o reflexion: LIBRE DE MI.

Libre de mi, porque lo que realmente impide al hombre alcanzar su verdadera libertad, no son las imposibilidades de adquirir cosas, bienes y logros terrenales tales como, RIQUEZAS, FAMA, GLORIA Y PODER, ni está incluso, en los barrotes o cerrojos de hierro que puedan impedirle su libertad fisica. Libre de mi, porque como bien lo dicen las escrituras: “Mas vale el que se enseñorea de su espiritu, que el que toma una ciudad. Prov. 16: 32.

La verdadera libertad del ser humano se encuentra bien profundo, asentada en el fondo mismo del alma, pues cuando el alma se ve libre de sus opresores, vuela libre a todas partes traspasando exitosamente los obstáculos que privan al hombre de su verdadera libertad, elevando su alma hasta los cielos; tan alto, como a la presencia misma de Dios. Estos cerrojos de la libertad a los que me refiero, son las obras, deseos o pasiones de la carne detallados en el capitulo 5 versos 19 y siguientes del libro de Santiago.

Tales barrotes espirituales de esclavitud, como, la fornicacion, la ira, el enojo, la lascibia, etc., son los verdaderos verdugos y carceleros del alma, que nos mantienen en esclavitud, pues cuando hemos sido libres de ellos, no importa cuán resistentes se hayan vuelto estos, tenemos de Dios la garantía de que, AL QUE EL HIJO LIBERTARE, SERA VERDADERAMENTE LIBRE”, por lo cual podremos libremente volar hacia el cielo sin impedimento alguno, tal y como lo experimentaron Pablo y Silas, quienes a pesar de encontrarse encerrados en una cárcel y tener además atadas sus manos y pies con grillos y cadenas; sin embargo, ninguna de estas cadenas pudieron impedir que sus almas, que eran libres, pudieran volar sin impedimento alguno, a bordo de las alas de alabanzas y adoración salidas de los labios de éstos santos.

Fué tan fuerte la uncion y poder alli manifestados, que hicieron estallar en pedazos los gritos y cadenas de sus pies y manos, asi como la apertura de la carcel, cumpliéndose asi las palabras del profeta Isaías: EL YUGO SE PUDRIRA POR CAUSA DE LA UNCION.

Eres libre de esos opresores y verdugos deseos de la carne, cuando al verte frente a ellos o incitados por ellos, varonilmente puedes ponerte de pie y contrarrestar con un rotundo no, sea a la engañosa mentira, la tentadora lascibia, asi como a la divertida pornografia, la ira, el engaño o maledicencias, etc. Es esa la verdadera libertad, la del alma, aquella que nos garantiza el Señor cuando dice: AL QUE EL HIJO LIBERTARE, SERÁ VERDADERAMENTE LIBRE. Más y Más bendiciones, Bajo la Mísmisima Gracia; http://pastoreamehoy.com/Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This