Mateo 12:29:
“¿O cómo puede alguien entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no lo ata? Y entonces saqueará su casa”. A partir de ahí te digo lo siguiente:
 
Como hombre o mujer de PODER y AUTORIDAD ESPIRITUAL que eres, quiero sujerirte y hasta aconsejarte, que tus más RESISTENTES, FUERTES E INQUEBRANTABLES CUERDAS O CADENAS para ATAR al ENEMIGO, esto es, Satanás; “TE LAS RESERVES”, no para cuando tengas que hacer alguna oración de milagro, de sanidad, etc., e incluso, ECHAR FUERA ALGÚN DEMONIO.
 
Reserva tus mejores CUERDAS para ATAR AL ENEMIGO, cuando vayas a EXPONER LA SANTA PALABRA DE DIOS.
 
Te digo esto, porque si bien es cierto que en el Nombre de Jesús realizamos milagros de sanidades y echamos fuera demonios, eso no GARANTIZA que la persona sanada y liberada no vuelva a su estado anterior, e incluso peor; pero cuando una persona ha SIDO LIBERADA en su ALMA Y ESPÍRITU por medio de la PALABRA, esa persona jamás vuelve atrás. Satanás, por lo tanto, la pierde por siempre; y a eso es a lo que le tiene verdaderamente miedo Satanás y es a eso por lo tanto, a lo que mayor RESISTENCIA y OBSTÁCULOS le pone; porque el sabe, Satanás, que al que EL HIJO, Jesús, el cual es EL VERBO de Dios, el cual es LA PALABRA, AL QUE LIBERTA, SERÁ “VERDADERAMENTE LIBRE”.
 
Una reprensión de demonio, una oración de sanidad o de milagro, puede quedar sin efecto, sin resultado, pero siempre que expones la PALABRA DE DIOS, está garantizado por el dueño de ésa PALABRA, que ella, una vez dada, una vez expuesta, una vez lanzada, NO REGREZARÁ A SU DUEÑO, QUIEN ES DIOS, VACÍAO O SIN RESULTADO ALGUNO.
 
De modo, que no importa la forma o el estilo en que estés o te toque EXPONER la Palabra, cuando estés EXPONIÉNDOLA, sea CANTADA, sea a través de un Estudio Bíblico, una Clase Bíblica, una Conferencia de Fe, un Mensaje Evangelístico; una Clase de Instituto Bíblico, etc.; siempre que te dispongas a EXPONER, PRESENTAR O PREDICAR LA PALABRA, has uso de tus MEJORES y MÁS FUERTES CUERDAS DE PODER Y AUTORIDAD ESPIRITUAL PARA ATAR A LAS HUÉSTES DE MALDAD, que procurarán, a como dé lugar, que la PALABRA QUE EXPONES NO QUEDE SENBRADA O ESTABLECIDA DE MANERA PERMANENTE EN LAS MENTES Y CORAZONES DE LOS OYENTES.
 
Porque al Que El Hijo Libertare, Será VERDADERAMENTE LIBRE. (Juan 8:36).
 
No te lo voy a explicar, cógelo entre líneas:
 
Mira que has sido SANO, VETE Y NO PEQUES MÁS, PARA QUE NO TE SUCEDA ALGUNA OTRA COSA PEOR; “Después de esto Jesús lo halló en el templo y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te suceda algo peor”, (Juan 5:14).
 
Juan 8:10-11:
Enderezándose Jesús, le dijo: Mujer, ¿dónde están ellos? ¿Ninguno te ha condenado? 11Y ella respondió: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Yo tampoco te condeno. Vete; desde ahora “NO PEQUES MÁS”.
 
jUAN 3:6:
Ninguno que es nacido de Dios practica el pecado, porque LA SIMIENTE DE DIOS, (Jesús), permanece en él; y NO PUEDE PECAR, porque es NACIDO DE DIOS.
 
Que el Señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO en todo.
 
Más y Más Bendiciones, Bajo la Mïsma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.
Share This