LA PRUEBA DEL AMOR!

Despues de haber Jesus almorzado con sus discipulos, pregunto a Pedro: Simon, HIJO de Jonas, ME AMAS MAS QUE ESTOS?. Pedro, sin pereza le respondio: Senor, tu sabes que te amo; Jesus entonces le responde: APACIENTA MIS CORDEROS. Esta pregunta Jesus se la repitio a Pedro 3 veces.

En la ultima vez, Pedro, ya sospechoso, conociendo que la pregunta era mas profunda de lo que el pensaba, pues era la tercera vez que le preguntaba lo mismo, sabiamente y entre el susto y la tristesa, habiendose quedado sin argumentos, se da por vencido y solo le dice al Senor: TU SABES TODAS LAS COSAS. Dios, nuestro Padre Celestial, a traves de las escrituras, igual que Jesus a Pedro nos pregunta a ti y a mi: Hijo, ME AMAS?, por lo que a nuestra rapida y afirmativa respuesta, igual que Pedro, escuchamos al Senor decirnos, pues si me amas, GUARDA MIS MANDAMIENTOS.

Dicho en otras palabras, OBEDECE MI PALABRA. Y es que definitivamente, el AMOR a Dios no se lo demostramos a traves de Los sacrificios, sino a traves de la OBEDIENCIA. Asi lo ha dicho El, MI COMPLACENCIA PARA CON USTEDES NO ESTA EN SUS SACRIFICIOS, SINO EN QUE SE ME OBEDEZCA, LO CUAL ES MENOS COSTOSO QUE EL MENOR DE LOS SACRIFICIOS QUE PUDIERAMOS REALIZAR POR EL.

Estas son sus palabras al respecto: EL QUE ME AMA, MIS PALABRAS GUARDARA, COSA QUE NO ES NADA DIFICIL, PUES MIS MANDAMIENTOS, DICE DIOS, NINGUNO DE ELLOS SON GRAVOSOS; es decir, no causan a nadie ningun perjuicio, ni tampoco constituyen o requieren nada, que ninguna o alguna persona no pueda dar.

Es algo asi como la popular expresion aquella que dice: NADIE ES TAN POBRE QUE NO PUEDA DAR, NI TAN RICO QUE NO PUEDA NECESITAR; Que traducido al mensaje de hoy quiere decir: NADIE ES TAN DEBIL QUE NO PUEDA OBEDECER, NI TAN FUERTE QUE POR SI SOLO SE PUEDA SOSTENER, PUES TODOS, DEBILES Y FUERTES, IGUALMENTE TENEMOS QUE DEPENDER DE DIOS Y SU PALABRA PARA MANTENERNOS EN PIE, LOS CUALES ESTAMOS LLAMADOS A FORTALECERNOS EN DIOS Y EN EL PODER DE SU FUERZA.

De este modo encontramos, que el secreto para resistir a satanas hasta hacerlo huir de nuestra presencia,esta precisamente en lo que hemos venido diciendo, en: SOMETERNOS A DIOS, CON TEMOR Y TEMBLOR. Es lo que nos dicen las escrituras: SOMETEOS PUES A DIOS Y VERAN, QUE A CONSECUENCIA DE ESE SOMETIMIENTO, NÚMERO UNO: PODREMOS RESISTIR y NUMERO DOS: RESISTIREMOS DE TAL MANERA A SATANAS, QUE LO HAREMOS HACER HUIR DESPAVORIDO DE NUESTRA PRESENCIA. Mas y Mas Bendiciones, Bajo la Misma Gracia; Daniel E. Mercedes, pastoreamehoy.com.

Share This