La siguiente es la HERENCIA de los que, no sólo “SE SIRVEN DE DIOS”, sinó que además son “SIERVOS DE DIOS”, ó lo que es lo mísmo, LE SIRVEN A DIOS.

Isaías 54:17

17 Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la HERENCIA de “LOS SIERVOS DE JEHOVÁ”, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.

Como podemos ver, si SÓLO NOS SERVIMOS DE DIOS, pero no somos SUS SIERVOS, en otras palabras, SI NO LE SERVIMOS a él, esta promesa no es para nosotros. Y el servirle no necesariamente tiene que implicar un Ministerio, si no y principalmente vivir para él, estar consagrado o apartado para él en humilde obediencia y consagración de nuestras vidas para gloria de su Santo Nombre, a consecuencia de lo cual Dios dice en su palabra: PORQUE YO JEHOVÁ SOY “GALARDONADOR”, que significa PREMIADO ó RECOMPENSADOR de los que me buscan.

Que el Señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO en todo.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.

Share This