LA DENUNCIA DEL CORAZON!

Hace unos meses atras sucedio que un joven que estaba mirando la noticia, de pronto quedo espantado cuando vio un comunicado de la policia en el cual presentaba el video sobre el atraco de un banco perpetrado por una mujer y en el cual pedian al publico Su cooperacion para ayudar a capturar a la responsable. El joven al observar el video pudo identificar inmediatamente a la mujer, que para sorpresa de el resulto ser Su propia Madre.

Asi es que, sin Pensarlo dos veces, llamo inmediatamente a la policia indicandole que habia identificado a la mujer, la cua era Su madre, solicitandole que fueran inmediatamente a Su casa a apresarla, QUIEN en esos momentos se encontraba alli.

Yo no se que usted opina al respecto o como jusgaria usted la conducta de este joven y mucho menos se, si en las mismas circunstancias usted seria capaz de hacer lo mismo.

Si lo haria o no, no lo se y tampoco lo voy a jusgar ni por su opinion, ni por lo que segun usted en su caso haria.

Sin embargo, existe alguien que esta mas cerca de usted, no solo que Su propia Madre, sino aun mas intimo y cerca de nosotros que cualquier OTRA persona en el mundo; PERO que a cambio o diferencia de que fuera Su propia Madre o el ser que mas AMA en el mundo, si usted o yo no somos capaces, o mas bien, no nos llenamos de la suficiente valentia para DENUNCIAR ante Dios Su pecado, Su hipocrecia, Su frialdad, Su maldad, etc. nunca Seremos beneficiados o recompensados con la Paz y tranquilidad que da el obrar en JUSTICIA, sin importar a QUIEN afecte.

Ese personaje del que hablo y a QUIEN todos nosotros deberiamos DENCIAR ante Dios y sin vacilar, es nuestro propio CORAZON el cual dicen las escrituras es ENGANOSO Y PERVERSO MAS QUE TODAS LAS COSAS Y AL QUE NADIE, EXCEPTO DIOS, PUEDE CONOCER.

Hoy vengo para decirte que, si como el joven de la historia no somos capaces, ni tenemos la suficiente valentia de DENUNCIAR ANTE DIOS las maldades de nuestro corazon; Mientras eso no suceda seguiremos siendo victimas de sus perversidades, maldades y enganos.

Asi es que finalmente nuestro consejo es, que la proxima vez que vatamos a la presencia de Dios no vacilemos en decirle a Dios: PADRE, HOY QUIERO DENUNCIAR ANTE TI LA MALDAD, LA HIPOCRECIA DE MI CORAZON EL CUAL PONE A LA BOCA A DECIR UNA COSA COMPLETAMENTE OPUESTA A LA QUE REALMEMENTE ESTA SINTIENDO O PIENSA HACER; CUANDO POR EJEMPLO LE DIGO A MI HERMANO QUE LO AMO O HE PERDONADO, CUANDO EN REALIDAD ES TODO CONTRAIO LO QUE REALMENTE QUIERO ES QUE DESAPAREZCA PARA SIEMPRE.

Es lo mismo que ocurrio con el pueblo de Israel de QUIEN Dios dijo: ESTE PUEBLO DE LABIOS ME HONRA, PERO SU CORAZON ESTA LEJOS, BIEN LEJOS DE MI.

Denunciemos pues ante Dios la MALDAD de nuestros corazones y pidamosle que entre a nosotros y lo aprese y se lo lleve a Su laboratorio de regeneracion y cuando este completamente restaurado nos lo vuelva a regresar, SANO Y LIMPIO, TAL Y COMO ORO DAVID: CREA OH DIOS DENTRO DE MI UN CORAZON LIMPIO Y RENUEVA UN ESPIRITU RECTO DENTRO DE MI. Les aseguro que haciendote esto no seriamos jusgados ante Dios por nuestra complicidad con nuestro malvado corazon, al no DENUNCIAR ante Dios Su MALDAD.

Mas y Mas Bendiciones, Bajo la Misma Gracia; Daniel E. Mercedes, Pastoreamehoy.com.

Share This