¡LA ARAÑA Y SU TELA!

Cuando el hombre DECIDE apartarse e INDEPENDIZARSE de Dios, desligándose completamente de él e ignorándolo en todos sus actos; y al mismo tiempo opta por apoyarse en su sóla opinión, en su propio criterio y sólo pensamiento o forma soberbia de ver las cosas, asumiendo así deciciones sobre su vida, todas, de espaldas a Dios; ABORDA, COMO MANZO Y PLÁCIDO BUEY, SU CAMINO AL DEGOYADERO, SIN SABER QUE SERÁ SACRIFICADO, mientras que además y para enpeorar la magnitud de su engaño, va en su camino pensando como la araña: ¡Que está tegíendo su tela para atrapar su presa!, sin saber que al final, él mismo será víctima y presa, que quedará atrapado en su propia tela. Daniel E. Mercedes; Pastoreamehoy.com.

Share This