Anteriormente predicabamos y OÍAMOS predicar, que “EL EVANGELIO DE JESUCRISTO” CAMBIA Y TRANSFORMA AL SER HUMANO, CONVIRTIÉNDOLO EN UN ENTE DE BIÉN, NO SÓLO PARA SU FAMILIA, SINO PARA LA SOCIEDAD”.
Pero según estamos viendo hoy en día, ya eso cambió y ahora ya no es “EL EVANGELIO”, sinó “LOS EVANGÉLICOS” a través de la “POLÍTICA”, los que se venden como TRANSFORMADORES DE LA SOCIEDAD.
Parece que tienen más poder que Jesucristo, quien desechó ser postulado políticamente para presidir un gobierno terrenal, simplemente diciendo: “MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO”, y por qué, porque Jesucristo no va a gobernar con los impíos, sinó con los redimidos por su sangre quienes seremos en Su Gobierno, REYES Y SACERDOTES.
Dos no ANDARÁN JUNTOS, sino estuvieren DE ACUERDO. Para GOBERNAR con el MUNDO, hay que PONERSE DE ACUERDO CON EL MUNDO; y el Señor Jesús dijo, que el que se hace amigo del mundo, el que hace ALIANZA con EL MUNDO, AUTOMÁTICAMENTE, SE CONSTITUYE EN “ENEMIGO DE DIOS”.
                                                                                                           “CONVIÉRTANSE ELLOS A TI” – “CONVIÉRTANSE ELLOS A TI”
                                                                                                            “CONVIÉRTANSE ELLOS A TI” – “CONVIÉRTANSE ELLOS A TI”
                                                                                                                                                                  ¡Pero tú!
                                                                                                           “NO TE CONVIERTAS A ELLOS” – “NO TE CONVIERTAS A ELLOS”
Nos sorprende sobremanera que muchos de estos evangélicos, después de haberles dado Dios el privilegio de trabajar en y para Su Reino, como OBREROS para que atiendan LA MIES; hayan decidido abandonar su labor para dedicarse a otra cosa, para servir a otro señor, en este caso al señor de la política. O tal vez piensan ellos contrario a lo que dicen las Escrituras, que LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS; y piensan que ahora LOS OBREROS sobrepasan a la MIES, y por eso abandonan el rebaño.
El Profeta Zacarías los llama INÚTILES, cuando en su Capítulo 11, Verso 17 dice:
¡Ay del PASTOR INÚTIL que ¡ABANDONA EL REBAÑO!. ¡CAIGA LA ESPADA SOBRE SU BRAZO Y SOBRE SU OJO DERECHO. SU BRAZO SE SECARÁ POR COMPLETO, Y SU OJO DERECHO TOTALMENTE SE OSCURECERÁ!.
Mateo 6:24 dice:
»Nadie puede servir a dos señores, pues se menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro.
Finalmente nosotros ELEGIMOS si queremos se ÚTILES para el MUNDO, según el MUNDO; o ÚTILES para EL REINO DE DIOS, según lo plantea Dios.
Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Pastoréamehoy.com. Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.
Share This