La IGLESIA es UN CUERPO, la ESPOSA DE CRISTO, compuesta por múltiples miembros, cada uno con su función.
 
Pero si los miembros están SEPARADOS, no formarían por lo tanto UN CUERPO y si no forman UN CUERPO, no puede ser tenida por Jesús como SU ESPOSA, porque ¿te puedes imaginar a la esposa de un hombre con sus miembros DESARTICULADOS, es decir, cada un miembro por su lado, es decir, los pies por un lado, los brazos por otro lado, los ojos por igual y así los demás miembros, oreja, nariz, boca, etc. cada uno por su lado?.
El Apóstol Pablo lo plantea en 1 Corintios 12 diciendo que, el OJO no puede decirle a la mano no te necesito, y así sucesivamente unos a otros no pueden pretender trabajar separados unos de otros, como si no se necesitaran, por lo que para poderse ayudar o asistir entre sí, tienen que estar juntos EN UN SÓLO CUERPO.
 
Jesús habló siermpre de la UNIDAD DE LA IGLESIA, o lo que es lo mismo, SU ESPOSA y no sólo en el sentido espiritual, sinó tambien FÍSICO, por éso, cuando cayó el Espíritu Santo sobre los 120 discípulos del Señor, dicen las Escrituras que se encontraban, no sólo UNÁNIMES en un mismo espiritu, en una mísma búsqueda, con un mismo propósito, sinó también FÍSICAMENTE JUNTOS, UNIDOS TODOS COMO UN SÓLO CUERPO Y EN UN MISMO LUGAR. (Hechos 2).
 
De la misma forma y manera, pero en sentido contrario, si tú, como pretendiente miembro de la IGLESIA, LA ESPOSA DE CRISTO, te mantienes como un LLANERO SOLITARIO, SEPARADO física y espiritualmente de ése CUERPO que es LA IGLESIA, quedándote en casa, bajo el pretexto y alegato de que no es necesario asistir a una iglesia y mucho menos ser miembro de ninguna de ella, para ser considerado parte de la Iglesia, estás equivocado, pues mientras te mantengas separado, es imposible que formes con la Iglesia “UN CUERPO”, porque un cuerpo sin brazos, sin piernas, sin ojos, etc. está INCOMPLETO; por lo tanto y en consecuencia, tampoco puedes considerarte IGLESIA o parte de ella y muchos menos ESPOSA DE CRISTO, por lo que contrario a ello, al mantenerte SEPARADO de ese CUERPO que es la IGLESIA, de ese CUERPO que es LA ESPOSA, entónces ya no serías, “ESPOSA”, sinó hipotéticamente hablando, “CONCUBINA”, lo cual sería una BLASFEMIA en contra de nuestro SALVADOR, el cual tiene sólo y nada más que UNA ESPOSA bien unificada en un SÓLO CUERPO QUE ES LA IGLESIA, compuesta por cada uno de sus miembros, los lavados con la sangre de Cristo y que se encuentran repartidos por todo el mundo, pero a la vez formando UN SÓLO Y MISMO CUERPO, en los diferntes lugares del mundo donde se reúnen.
 
Que el Señor nos ayude y dé entendimiento en todo.
 
Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.
Share This