ENTRE LA DUDA Y LA INCREDULIDAD!

Definifivamente que existe entre la DUDA Y LA INCREDULIDAD un gran abismo.
La DUDA, por su parte, ea la negacion de la razon a aceptar algo por falta de comprension o de simple logica, es una caracterisca de la naturaleza humana administrada por la razon. Existe la DUDA buena y la DUDA mala. La BUENA, entre comillas, es aquella que tiene un objetivo, un proposito definido, que proposito?. Investigar la verdad hasta el punto de DESPEJAR LA DUDA DESHACIENDOSE DE ELLA TOTALMENTE. La DUDA MALA es aquella que no hace nada, que simplemente DUDA por DUDAR y que por tanto no se ocupa en buscar e investigar la verdad, que no se interesa en DESPEJARLA, que es totalmente indiferente, que simplemente DUDA.

La INCREDULIDAD, en cambio, no viene de la razon, sino del alma, es estrictamente espiritual, es una especie de CAUTIVIDAD del Alma para negarse a creer los asuntos que van mas alla de la razon, aun en muchos casos, viendolo, como dicen por ahi, con sus propios ojos. La INCREDULIDAD es un espiritu maligno que se apodera de la persona a tal grado, que traspasando la simple DUDA, SE NIEGA RESUELTAMENTE a NO CREER. Un INCREDULO es aquel que SE NIEGA A CREER, aun viendo, es una especie de ENCEGUECIMIENTO Y NEGACION DEL ALMA a conectarse y aceptar lo Divino, lo sobrenatural, lo milagroso.

Uno de los casos mejor conocidos de INCREDULIDAD lo tenemos en el caso de TOMAS. Este habia recibido testimonio fehaciente de sus condiscipulos que le habian testificado, no solo haber visto al maestro resucitado, sino haber incluso comido y hablado con el. Sin embargo, el, aun estando frente a tantas evidencias testimoniales estaba totalmente negado, resuelto a no CREER.

Un INCREDULO es aquel que no hace caso a las evidencias, a los testimonios. Es una persona que se ha CONVENCIDO asimismo para no creer. Es en el sentido espiritual, un CIEGO y no cualquier CIEGO, es un ciego a proposito. Dicho en el lenguaje popular: NO HAY PEOR CIEGO QUE ALQUEL QUE NO QUIERE VER!. Un INCREDULO entonces es: UNA PERSONA QUE AUN VIENDO, LE NIEGA A SU RAZON LA REALIDAD, LE NIEGA A SUS OJOS LO QUE ESTOS ESTAN VIENDO o A sus manos, lo que estan estan tocando!.

La INCREDULIDAD es uno de los peores espiritus, porque entenebrese la razon y arrastra al individuo a cometer todo tipo de perversidades y cosas que no convienen.

Cuando la persona se niega a aceptar la verdad, burlandose de ella, la biblia dice que entonces Dios, como esa persona se ha negado a la verdad y que no es una persona que simplemente duda por ignorancia, sino aquella que aun viendo y explicandole en detalle todo, no admite ni acepta la verdad; a esa persona Dios le envia un espiritu de error, de incredulidad, de mentira; a fin de que su propia maldad lo condene.

El caso detallado lo tenemos en el libro de Romanos capitulo uno, que les dejo de tarea. Que Dios nos libre de ese espiritu y como le dijo Jesus a TOMAS, no seas INCREDULO sino creyente, no tengamos nosotros que escuchar de Dios ese mismo reproche y peor aun que seamos entregados a una mente reprobada para hacer cosas que no convienen, por negarnos o burlarnos de manera descarada de la verdad, o de los llamados de Dios a aceptar la verdad, sometiendonos a vivir una vida agradable a el, de conformidad a su palabra.

Mas y Mas Bendiciones, Bajo la Misma Gracia; Daniel E. Mercedes, Pastoreamehoy.com.

Share This