En nuestro intento de relacionarnos con Dios y establecer con Él una amistad que le sea agradable, está como requisito indispensable, lograr que Él ACEPTE nuestra SOLICITUD DE AMISTAD.

Así es que, el primer e indispensable paso a dar para tal logro está en que, en cuanto a nosotros mismos y fuera de toda duda, rasonable o no; estemos plenamente convencidos y sin necesidad y mucho menos exigencia o requisito alguno, de verle, o haberle visto, que estemos o seámos capaces de ADMITIR o RECONOCER con toda sinceridad, que “ÉL EXISTE”.

El segundo requisito es saber o estar conscientes, de que Dios no aceptará nuestra SOLICITUD DE AMISTAD de manera GRATUITA; dicho en otras palabras, que debemos estar listos para reconocer; de que, como consecuencia del hecho de haber Dios aceptado nuestra amistad; que ello, más que significar, resultará para nosotros en un mayor beneficio que el que recibe un jugador, cuando se ha sacado EL PREMIO MAYOR DE LA LOTERÍA.

El verso 6 del Libro de Hebreos Capítulo 11 lo dice de la siguiente manera:

6 Pero sin fe es IMPOSIBLE agradar a Dios; porque ES NECESARIO que el que se acerca a Dios CREA QUE LE HAY, y que es GALARDONADOR de los que le buscan.

Dicho en otras palabras, que nadie que se acerque a Dios piense que se quedará sin su PAG o RECOMPENSA ninguna de Su parte.

El Señor Jesús lo expresó, parafraseando nosotros, de la siguiente manera, en el Libro de Mateo 29:19:

No he visto a nadie que haya dejado, renunciado o puesto en segundo lugar en relación, o por a mí causa; a: Madre, padre, casas, hijos, heredad, etc. que yo no le haya devuelto CIEN VECES MÁS de lo que tenía antes de conocerme, y como pago final, LA VIDA ETERNA.

Y a esto último es a lo que yo le he llamado y llamo: “EL ORGULLO SANTO DE DIOS”, DE NO PERMITIR QUE ALGUIEN LE SIRVA SIN RECIBIR DE SU PARTE, UN BUEN PAGO, UNA MUY BUENA E INCOMPARABLE RECOMPENSA.

Que el Señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO en todo. Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.

Share This