“EL PODER DEL VOTO. Por: Daniel E. Mercedes.

Uno de los principios elementales exigidos por Dios en su palabra, para responder a sus hijos sobre cualquier necesidad, que tengan estos, es que: TENEMOS QUE PEDIR. Asi lo establece claro la escritura: PEDID Y SE OS DARÁ, BUSCAD Y HAYARÉIS, PORQUE TODO AQUEL QUE PIDE RECIBE Y EL QUE BUSCA HAYA Y AL QUE TOCA SE LE ABRIRÁ, Mateo 7:7-8.

Este principio de tener que pedir está basado en la facultad de elección, mejor conocida como LIBRE ALBEDRÍO, otorgada por Dios al hombre. Este mísmo principio se aplica en cuanto a las peticiones que elevamos al Trono de Dios, a favor, o por las necesidades de otros pero; desde el punto de vista del PODER DEL VOTO“.

Este PODER DEL VOTO en el sentido Espiritual se aplica a la ORACIÓN INTERCESORA. Es por eso que el Apóstol Pablo escribe: EXHORTO ANTE TODO, A QUE SE HAGAN ROGATIVAS, ORACIONES, PETICIONES Y ACCIONES DE GRACIAS, POR TODOS LOS HOMBRES, 1 Timoteo 2:1.

Dios, no sólo conoce las necesidades de todos los hombres, sinó que está muy interesado en atenderlas. Sin embargo, se ve impedido de actuar si no cuenta, sinó tiene en sus manos, EL PODER DEL VOTO expresado en las oraciones intercesoras de los santos y por qué de los santos, porque Dios no oye la oración del pecador, a menos que este no se arrepienta o santifique a Dios su vida. (Juan 9:31).

De modo, que cuando oramos a Dios por la necesidad o situación de alguien o de algún país, estamos haciendo uso del PODEimages-7R DEL VOTO que nos ha otorgado Dios, expresado en nuestra voluntad de interceder por las necesidades o situaciones de los demás, votos éstos que son depositados en urnas espirituales en el Trono de Dios.

Asi es que, a mayor cantidad de Votos, de peticiones intercesoras por todos los hombres, por la humanidad entera; MÁS Y MAYOR DERECHO, EN EL MUNDO ESPIRITUAL, LE OTORGAREMOS A DIOS contra el reino de las tinieblas que oprime a la humanidad, ordenándole dejar en libertad a los cautivos y parar de causar tanto dolor y aflicción a la humanidad, MATANDO, ROBANDO Y DESTRUYENDO, como a diario hace en todas las naciones del mundo. Y esto nos pone un poco más en claro sobre la necesidad y compromiso de nosotros los santos, los creyentes, para que intercedamos ante Dios, en favor de todos los hombres.

Finalmente, bueno fuera que, a propósito de la situación en Venezuela, hagamos uso de este PODER DEL VOTO, elevando plegarias intercesoras a favor de ese pueblo. Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Sed Amables con todos, el Señor viene pronto; http://pastoreramehoy.com/ Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This