EL PLEBISCITO DE DIOS”. Por: Daniel E. Mercedes, de: Pastoreamehoy.com

Una vez más, como cada cuatro años, el pasado 6 de noviembre, el pueblo norteaméricano salió a las urnas a celebrar sus acostumbradas elecciones presidenciales. Sin embargo, ciertas posiciones asumidas por los candidatos, respecto a algunos temas de interés moral y espiritual que afectaban mayormente a la iglesia cristiana, nos llevan a calificar a dichas elecciones, como únicas en su especie. Únicas en su especia, por cuanto fué la primera vez, que en unas elecciones de esta categoría, se desafían y ponen tan abierta y decididamente a prueba, los principios fundamentales de nuestra fe. Y decímos esto, porque nunca antes, como ahora, el pueblo cristiano se habia visto tan comprometido en fijar tan claramente su posición de rechazo y freno a la intención y disposición de algunos politicos de: por un lado, LEGALIZAR EL ASESINATO DE INOCENTES MEDIANTE EL ABORTO, y por el otro, DE APOYAR LA DEPRABACIÓN SEXUAL, PROMOVIENDO EL MATRIMONIO ENTRE INDIVIDUOS DE UN MISMO SEXO.

Consideramos además únicas a estas elecciones, en razón de que a nuestro parecer, marcarán un nuevo rumbo y destino para ésta nación, al punto, que en lo adelante, la historia de la sociedad norteamericana tendrá obligatoriamente que escribirse, dividiéndola en un antes y después de estas pasadas elecciones del 6 novienbre, pues con su voto, el pueblo ha dado cartas abiertas a los legisladores, para una futura aprobación en toda la nación, de las referidas leyes, una de las cuales se encuentra ya vigente, en algunos de nuestros estados. Tan perversas son dichas propuestas, que no se conformaron con expresar su disposicion a apoyar dichas leyes, sinó que además, incluyeron una enmienda dirigida a deducir de nuestros impuestos, los gastos medicos derivados de la realización de dichos abortos. O sea, no solamente diste tu voto a favor del asesinato de inocentes, sino que también que pagarás con tus impuestos, la ejecución de tales crímenes.

Desde el punto de vista espiritual, consideramos que lo que ha ocurrido en estas elecciones, lejos de verlas, como unas rutinarias elecciones presidenciales donde la pregunta obligada es: POR QUIÉN VOTAR, en cambio, para nosotros los cristianos, la pregunta obligada para la ocasión era: No, POR QUIÉN, sinó: A FAVOR, O EN CONTRA DE QUÉ, IBAMOS A VOTAR. Esto nos lleva a nombrar a dichas elecciones, con el título de: EL PLEBISCITO, O CONSULTA DE DIOS, especialmente dirigida a su pueblo, la iglesia, a fin de que se pronunciara en las urnas, fijando su posición, respecto a tan importantes puntos de discución.

Sin embargo, desafortunadamente, el desinterés del pueblo, por un lado y la indiferencia de muchos cristianos, por el otro, hizo que dicha posición, contraria a los principios de Dios, pasara desapercibida, cumpliéndose así, uno de los pensamientos más sobresalientes del Heróico y Mártil precursor por la abolición de la discriminación racial americana, Dr. Martin Luther King, cuando dijo: NO NOS PREOCUPA TANTO LA PERVERSIDAD DE LOS MALOS, SINÓ MÁS BIÉN, LA INDIFERENCIA DE LOS BUENOS”, en este caso, de muchos cristianos que no fueron capaces en esta ocasión, de sacrificar el corderito de sus preferencias políticas, rechazando toda posición que fuera contraria a las escrituras, colocándose, como debieron haberlo hecho, a favor de los inconmovibles e invariables principios biblicos de respeto a la vida y rechazo a la amenaza del futuro surgimiento en este pais, de unas modernas y más peligrosas, que las antiguas, SODOMA Y GOMORRA.

La discución, en estas elecciones presidenciales, respecto al apoyo del aborto, nos trajeron a la memoria, el edicto del rey Herodes, cuando mandó a matar a todos los niños menores de 2 años en su intención de darle muerte al Mesías; e igualmente nos hacieron recordar las palabras de conmosión y arrepentimiento del Apóstol Pablo, cuando, refiriéndose a la muerte de Esteban dijo: “Y CUANDO LO MATABAN, YO DI MI VOTO”.

Es de todos los cristianos sabido, por las escrituras, que la paga del pecado es muerte y que por todo pecado que cometan los hombres, tendrán su justa retribución, porque provocan o activan los juicios de Dios contra los hombres perversos. Confiamos en las misericordias de Dios, que este consentimiento o indiferencia de muchos cristianos de no haber rechazado dichas posiciones politicas de apoyo al CRIMEN DE INOCENTES y al MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO, que además de las consecuencias que genere, no activen los juicios de Dios contra esta nación.

Decimos esto, porque este hecho nos trae a la memoria las 10 plagas de egipto, especialmente la DECIMA, la muerte de los primogénitos de las familias egipcias, pues como sabemos, para esta última plaga, Dios habló a Moisés para que instruyera al pueblo a fin de que mataran un corderito y marcaran con su sangre, los dinteles de las puertas de sus casas, de modo que cuando el ángel de la muerte pasara y viera la marca de sangre puesta en dichas casas, pasara de largo.

Porque es la iglesia la que refleja ante Dios el termòmetro espiritual del pueblo. De modo que cuando una propuesta de esta naturaleza logra pasar o ser confirmada, eso nos deja claramente dicho, el estado de indiferencia, entenebrecimiento espiritual y dureza de corazón en que se encuentra la iglesia y eso, en consecuencia, hace que se acerque el juicio de Dios, el cual dice es necesario que comience por casa y si comienza por la casa de Dios, que es la igleisa, ¿en dónde aparecerá el injusto y el pecador?

Hoy vengo para decirte, iglesia de Jesucristo, que tú eres el Ísrael de hoy, a quien Dios, a través del Moisés de hoy, representado por algunos lideres y pastores de algunas de nuestras iglesias, llamó a su pueblo para que matara el corderito de sus preferencias politicas, poniéndolas a un lado y marcando los dinteles de sus vidas, casas y familia, votando con un rotundo no, en contra del apoyo a tales intenciones de ley; de modo, que si por causa de dichos pecados, como en el caso de la última palaga de Egipto, decidiera Dios enviar el ángel del juicio económico, de enfermedad o de cualquier otra indole contra esta nación; tu vida, tu casa y familia, estén a salvo, haciendo que dicho ángel, al pasar por sus vidas, casas o familias, no se detenga a causarles ningún daño.

Ignoraron además, dichos indiferentes cristianos, que con el apoyo a dichos pensamiento de pecados, abrieron también una más grande brecha de posibilidad, para que los próximo politicos sepan que pueden contar, sin reparo alguno, con el apoyo de muchos cristianos indiferentes, en el caso de un futuro proyecto o proposición política, dirigida a obligar a los pastores, ministros evangélicos y sacerdotes católicos, para que por ley, tengan que casar a personas del mismo sexo. Entónces, cuando éso suceda, habremos de gritar como mujeres, por lo que como hombres o mujeres de Dios, no tuvimos el valor de frenar o rechazar, cuando se nos dió la oportunidad de hacerlo, en el anteriormente titulado: PLEBISCITO DE DIOS del 6 de noviembre, de este 2012, quiero decir, las pasadas elecciones presidenciales norteamericanas. Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísmísima Gracia; http://pastoreamehoy.com/ Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This