El Banco De La Fe

EL BANCO DE LA FE. Por: Daniel E. Mercedes, de: Pastoreamehoy.com

Definitivamente, es el tópico de lo que OIMOS, lo que determinará la orientación y las bases de la fe, cuanquier tipo de fe; fe en Buda, fe en los ídolos, fe en la ciencia, fe en la teoria evolucionista, fe en los principios filosóficos del Ateísto, fe en el Código da vinci, fe en las costumbres o tradiciones aprendidas de nuestros abuelos, o fe en Dios y en su palabra.

La Fe, cualquier tipo de fe, llega a nosotros o es transportada hasta nosotros, a través del OIR.Sin embargo, el OIR, quiero decir, el desarrollo de una buena y crítica capacidad auditiva, viene por una sola via: la palabra de Dios. Asi lo decretan las Sagradas Escrituras en el libro de: Romanos 10: 17: asi que, la fe es por el oir y el oir por la palabra de Dios.

La importancia de tener una buena capacidad auditiva radica en que ella nos capacita y conduce a dirigir nuestra atención en la dirección correcta de los tópicos o temas que contengan los nutrientes apropiados que alimenten y fortalezcan la fe buena, la fe en Dios y en su palabra; Pero esa capacidad auditiva sólo se consigue por medio de la palabra de Dios, la cual nos capacitará y ayudará, para poder discernir, distinguir o discriminar, entre la fe mala: Aquella que nos aleja de Dios, su palabra o propósito, ó la fe buena: Aquella que nos acerca a Dios, a su palabra y a su propósito.

Este principio es el que nos pone en aviso, en alerta, respecto a los argumentos, temas, doctrinas o cosas a las que debemos o no prestarle OIDO. Esto significa que, en resúmen, cualquier cosa, por más inofensiva que aparente, desde la musica mundana, aquella cuyo contenido literario o palabras, nos traiga a la memoria, nos inciten o tienten a deleitarnos en las infructuosas y muertas obras de la carne, a que se refiere Gálatas 5: 19-21Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semenjantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas NO HEREDARÁN EL REINO DE DIOS; hasta cualquier otro tipo de argumento que atente en contra de nuestra fe en Dios y en su palabra.

Esta importancia de poner atención a la palabra de Dios, lanzándonos a navegar en ella, escudriñándola, estudiándola, memorizándola y meditándola, fue establecida por el mismo Dios, desde el mísmo momento en que por primera vez las escribió de Su Propio Dedo y Letra, en las tablas de piedra entregadas a Moises, cuando dejó establecido: Deuteronomio:  6: 6-9: Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. Finalmente el mismo Señor Jesús nos manda diciendo: Escrudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las quedan testimonio de mí. Juan 5: 39.

La importancia de mantener nuestra fe puesta en Dios, radica en primer lugar, en que: SIN FE, ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS y en que aunque LA SALVACIÓN LA OBTENEMOS POR GRACIA, ESTA GRACIA NO LA ALCANZAMOS SINÓ SÓLO, A TRAVÉS DE LA FE. Porque porGRACIA sois SALVOS por medio de la FE; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. Efesios 2:8.

Finalmente es sumamente importante acumular dentro de nosotros, un buen depósito de fe, en razón de que, para cuando llegue el día malo, podamos contar con una buena reserva de fe en nuestro depósito, en nuestro almacén, en nuestro corazón; porque bien nos lo avisan y advierten las escrituras, que este valioso articulo de primera necesidad espiritual, que es la fe, la única que nos permitirá ver a Dios en su Trono; en los últimos tiempos, habrá de escasear profundamente. Así lo expresó el mísmo Señor cuando dijo: Lucas 18: 8: OS DIGO QUE PRONTO LES HARÁ JUSTICIA. PERO CUANDO VENGA EL HIJO DEL HOMBRE, ¿HALLARÁ FE EN LA TIERRA?. Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; http://pastoreamehoy.com/ Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This