Mucho antes de que saliése a relucir el famoso proverbio árabe que reza: “EL ENEMIGO DE MI ENEMIGO ES MI AMIGO”; o viceversa: “EL AMIGO DE MI ENEMIGO, ES MI ENEMIGO”; ya Dios lo había expresado en Su Palabra, de la siguiente manera:

¡ Oh almas adúlteras ! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios?. Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye ENEMIGO DE DIOS.

Ahora bien, ¿a qué “mundo” se refiere aquí la biblia?.

De los versos 18-19 del Cappitulo 15 del Libro de Juan podemos extraer la respuesta, pues en ellos se nos aclarra que esos ENEMIGOS son todas o cada una de las personas, sea de manera colectiva o individual, que se declaran o declaran su ENEMISTAD contra Dios, contra Su Palabra, o contra sus principíos.

¿Qué quiere esto por lo tanto decir?, que:
“NINGUNA PERSONA QUE SE CONSIDERE CRISTIANA, O CREYENTE EN DIOS; DEBERÍA COLOCARSE AL LADO, ESTO ES, APOYAR A NINGUNA OTRA QUE, DE PALABRAS O DE HECHO, HAYA O ESTÉ DESAFIANDO A DIOS Y A SUS SANTOS PRINCÍPIOS, CLARAMENTE ESTABLECIDOS EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS.

¿Qué significa esto?, lo mísmo que establecen los versículos anteriormente citados, que:

“EL QUE SE HACE AMIGO DEL MUNDO, AUTOMÁTICAMENTE SE CONSTITUYE EN ENEMIGO DE DIOS”.

Esto es lo que los citados versos dicen:

Juan 15:18-19

18»Si el mundo los aborrece, sepan que a mí me ha aborrecido antes que a ustedes.

19- Si ustedes fueran del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero el mundo los aborrece porque ustedes no son del mundo, aun cuando yo los elegí del mundo.

Queda de ti por lo tanto determinar de qué lado en tu condición de CREYENTE en Dios, o de CRISTIANO, te estás colocando, si al lado de los que DESPRECIAN y se burlan de Dios y sus principios, o si del lado de Cristo, de quien tu te ufanas en decir llevar su apellido, es decir, llamarte CRISTIANO.

Que el Señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO en todo.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.

Share This