¡DE PADRES A HIJOS Y DE HIJOS A PADRES, MUERTES AL CONTADO Y A CRÉDITO!

¡Si no recapacitas, tus hijos te
matarán “AL CONTADO”; con
las mismas ARMAS que, du-
rante su crecimiento, TÚ los
matabas “A CRÉDITO” a
ELLOS!. D. Mercedes.

Nunca puedo olvidar un famoso anuncio educativo y publicitario de televisión, patrocinado por la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días, años atrás en la República Dominicana; y en el que se presentaba a un padre y a su hijo tratando de cruzar un riachuelo, sin mojarse los pies; pisando sobre algunas piedras que sobresalían, algunas de las cuáles estaban movedizas y otras resbaladizas. Recuerdo que en el anuncio, el padre iva adelante y su hijo detrás.

Ya cuando estaban a punto de cruzar, el padre mira hacia atrás y le advierte a su hijo sobre algunas piedras que estaban movedizas y resbaladizas, aconsejándole a la vez para que tuviera cuidado donde pisaba, a fin de que no fuera a resbalar y caerse; a lo que el pequeño e inocente hijo le respondió: “NO PAPI, TEN CUIDADO TÚ DONDE PISAS; PORQUE YO VOY PISANDO EXÁCTAMENTE DONDE TÚ PISAS”.

Es exáctamente eso lo que en la vida práctica se da. No se dan cuenta, algunos, perdón, MUCHOS padres de hoy en día; que sus hijos los observan, sin advertir, que para sus hijos, ellos son sus héroes que les inspiran confianza en lo que hacen. Por lo cual tratan de imitar a sus padres, pisando exáctamente donde estos pisan, en la práctica de la vida, porque piensan ellos, sus hijos, que al pisar o caminar por donde sus padres caminan, CAMIRÁN SEGUROS y sin CORRER RIESGOS, porque piensan ellos, que los pasos o caminos que transitan sus padres son SEGUROS, pues para ellos, para estos hijos, como dijimos, sus padres son SUS HÉROES.

Dime tú, como padre, o como madre, ¿juzgas tú realmente seguros para tus hijos, los pasos o el camino que llevas, sabiendo tú que ellos vienen detrás de ti, pisando donde tú pisas y caminando por donde tú caminas; ¿piensas tú, con toda sinceridad, vuelvo a preguntar, que tus pasos o caminos por donde transitas delante de ellos, no representan para ellos un GRAVE PELIGRO?.

Esa pregunta no la puedo contestar yo, pero tú si lo puedes hacer, si es que en verdad, y como lo dicen las Escrituras, no has perdido EL AFECTO NATURAL, cuando a causa de haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará, perdiendo la gente hasta EL AFECTO NATURAL POR SUS PROPIOS HIJOS, hasta el pundo, en que NO HABRÍAN PADRES PARA HIJOS, NI HIJOS PARA PADRES, sinó que la tendencia sería MULTIPLICAR LA MALDAD EN EL MUNDO, TRANSMITIENDO INCLUSO A LOS PROPIOS HIJOS, LA ENTREGA DESENFRENADA A LA CORRUPCIÓN, EL DELEITE CARNAL, LOS VICIOS, LAS DROGAS, EL SEXO DESENFRENADO, ASÍ COMO TODO TIPO DE INIMAGINABLES E IMPUBLICABLES PERVERSIDADES Y ABERRACIONES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS.

Sin embargo, la ley de la SIEMBRA Y LA COSECHA no ha caducado, sino que sigue y seguirá vigente hasta el fin del mundo. De modo que, sino frenas tu conducta de estarle dando y tranmitiendo a tus hijos tus malos ejemplos, tú mismo serás victima, y de sus propias manos, de la maldad en la cual los encaminaste, por no usar de un poco de juicio, olvidándote que LO QUE UNO SIEMBRA, ÉSO COSECHA.

Traigo el presente comentario, a causa y propósito de algunas fotos publicadas en facebook, especialmente de mi país, República Dominiana y donde se ve a algunos padres dando a tomar alcohol y poniéndo a fumar a sus hijos, aún hasta a sus recién nacidos. Que después no SE LAMENTEN, pués les aseguro que LLORARÁN LÁGRIMAS DE SANGRE, y mucho más temprano que lo que ellos piensan, y no sólo LÁGRIMAS DE SANGRE, sino que en muchos casos, sus propios hijos matarán AL CONTADO a sus propios padres, con las mismas armas que utilizaron éstos para matar A CRÉDITO a sus hijos, con sus malos ejemplos, durante los criaban.

Que el Señor nos ayude y dé entendimiento en todo.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes;Pastoreamehoy.com.

Share This