TODOS aquí, SIN EXCEPCIÓN, así como que: “SI NO OS ARREPENTÍS, TODOS PERECERÉIS IGUALMENTE, (Lucas 13:3); sin importar el tiempo que llevemos en el evangelio, los dones o talentos que tengamos, o el cargo que ostentemos en la carrera ministerial; si no vamos, si no nos acercamos

“D I A R I A M E N T E” al TRONO DE LA GRACIA, a la PRESENCIA DE DIOS para buscar su rostro; NOS IREMOS MURIENDO ESPIRITUALMENTE, PASO A PASO, LENTAMENTE Y COMO ANESTESIADOS. El final, CRISTIANOS ESPIRITUALMENTE “D I S E C A D O S”.

Y todo lo decimos, para que nos mantengamos CONECTADOS SIEMPRE, bebiendo de la FUENTE INAGOTABLE QUE SALTA PARA VIDA ETERNA.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes;Pastoréamehoy.com.

Share This