El cuerpo físico necesita TRES COSAS:
A) Una alimentación adecuada, no con TODO lo que TE PIDE; sinó con lo que NECESITA.
B) Dormir lo suficiente
C) Hacer algo de EJERCICIO.
Si no le damos al cuerpo esto, entónces se CANSA, se AGOTA, se pone PESADO; por lo cual le queda al ALMA tener que ARRASTRARLO para que se MUEVA.
Es decir, un DOBLE ESFUERZO DE LA VOLUNTAD PARA CUMPLIR LAS TAREAS COTIDIANAS NUÉSTRAS CON SUFICIENCIA.
Este hecho de que tenga tu ALMA que ARRASTRAR al CUERPO para que se mueve; lleva trae como consecuencia, que de tanto ARRASTRAR el ALMA al CUERPO, esta también se AGOTE, se CANSE.
Y es de ahí entónces de donde nace el DESÁNIMO, el DESALIENTO, la FALTA DE VOLUNTAD, e incluso hasta la DEPRESIÓN.
No en VANO dijo el Señor, que EL CUERPO nuestro, como CRISTIANOS, es TEMPLO del ESPÍRITU SANTO, y que por lo tanto, que quien lo DESTRUYA, lo MALTRATE, Dios entónces lo destruirá a él, esto es, a ti, a mi, o a quien MALTRATE o DESTRUYA EL CUERPO, el cual volvemos REITERAR, es TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO, donde él HABITA.
Que el Señor nos ayude y dé ENTENDIMIENTO en todo.
Y todo lo decimos a fin de que SIGAMOS CRECIENDO, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.
Share This