CRISTIANOS CONTRA LA PARED¡

Que te han atado los brazos a la pared y golpean tu cuerpo como cuando golpea el boxeador al saco de arena en su entrenamiento, es lo que en sentido figurado sientes y sufres que hacen contigo, con sus criticas, maltratos y desprecio; los de tu casa, tu familia y ministerio, y todo, por el sólo hecho de haber decidido consagrar a Cristo tu vida y dedicarte a trabajar con pasión y desvelo, en favor del crecimiento de la obra de Dios o del ministerio.

Yo no soy de esos cristianos, dijo una cristiana, que por vivir orando, ayunando, predicando y trabajando en la obra, se encuentran en problemas y viven en pleitos contra espiritus, diablos y demonisos; Es por eso que yo, agregó ella, no me meto con el diablo, para que el diablo no se meta conmigo. Hoy quiero decirte que el diablo siempre se meterá contigo, no importa si te metes o no con el, aunque por supuesto, más se meterá él contigo, mientras más trabajes tú para el Señor.

No os asombreis, dice el Señor, por el fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si cosa extraña os aconteciese, pues está establecido: Que todo aquel que quiera hacer la voluntad del Señor, padecerá persecución. (2 Tim. 3:12).

No desmayes, hijo mio, dice el Señor, QUE POR DEMAS DE TODO ESTO, es justo de parte de Dios, pagar con tribulación a los que os atribulan; (2 Tes. 1:6); por lo tanto, mantente firme y fiel hasta la muerte, que yo te dare la corona de la vida. (Hechos 14: 22).
Mas Bendiciones, Sobre la Misma Graci; D. Mercedes, Ministries.

Share This