Las MUJERES SABIAS, EDIFICAN SUS CASAS, estimulando y enseñando a sus MARIDOS a SOMETERSE al Señor, SUJETÁNDOSE A SUS MARIDOS.
De este modo y como RESULTADO, tendremos a los MARIDOS AMANDO A SUS ESPOSAS, ASÍ COMO CRISTO AMÓ A SU IGLESIA Y SE SACRIFICÓ A SÍ MÍSMO POR ELLA.
De modo que este AMOR será la ZAPATA, la BASE, el FUNDAMENTO sobre el cual las MUJERES SABIAS podrán EDIFICAR sin temor a que se derrumben, las CASA QUE ESTÁN LLAMADAS A EDIFICAR, pues estando sobre LA ROCA que es el AMOR de Cristo en el Corazón del Marido para con su Esposa, dicha casa nunca caerá, sin importar los vientos o las mareas que la azoten.
Verdad digo en Cristo, no miento.
Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes; Pastoreamehoy.com
Share This