Si en tu calidad de ATEO que te llamas ser, niegas de Dios su existencia, pero no cuentas con ningún medio a través del cual puedas “COMPROBAR” tu negación; tienes que admitir entónces, que tu afirmación está en realidad basada, no en lo que puedes COMPROBAR por la razón o por la CIENCIA, sinó en lo que tú CREES, y a eso se le llama: “FE”; sólo que una FE INVERSA a la de los CRISTIANOS, quienes por LA FE pueden afirmar, lo que por tu ¡FE INVERSA! niegas: ¡QUE DIOS EXISTE!.

Y todo esto, con una sóla diferencia, que como dijo alguien: SE NECESITA MUCHO MÁS FE para NEGAR de Dios su EXISTENCIA, que para ACEPTARLA ó AFIRMARLA.

Daniel E. Mercedes; Pastoréamehoy.com.

Share This