¡ALTERA TU RUTINA!.

Se estima que el CRISTIANO PROMEDIO, con cierto grado de compromiso con Dios; dedida, cuando menos, 10 minutos de oración a Dios al acostarse; y 10 minutos al levantarse.

Este es un muy buen hábito que ningún cristiano debería descuidar, en razón de que la ORACIÓN es parte vital para mantenerse fortalecido en Dios, asi como para obtener las fuerzas necesarias de, en sentido general, RESISTIR A LA TENTACIÓN.

Sin embargo, está comprobado, que cuando uno de estos cristianos decide ALTERAR dicho hábilo, tirándose de rodillas, o poniéndose en aptitud de oración privada con Dios, durante 5 o 10 minutos, INTERUMPIENDO, como en un, ¡DE REPENTE!, Y EN “CUALQUIER” MOMENTO O LUGAR POSIBLE, sus labores cotidianas; está comprobado, repito, que se produce en ese cristiano, un sorprendente SALTO o cambio, en su NIVEL espiritual, aumentando así considerablemente, su grado de confianza en Dios, AFIRMANDO E INYECTÁNDOLE a su vida, un mayor grado de confianza y seguridad, en el sentido del concepto que cada uno tiene sobre sí mismo, respecto a su IDENTIDAD o POSICIÓN EN DIOS.

En otras palabras, le ayuda a AUTO-AFIRMAR LA POSICIÓN O NIVEL DE AUTORIDAD QUE TIENE EN DIOS, como hijo de Él que es; conocimiento y confianza estos, del que carecen una gran parte de los cristianos que, conformados a este siglo moderno, tienen como pasado de moda, la intimidad con Dios en discreta oración.

Haz la prueba y ya verás. El desafío está dado y no es para mal, sino para bien, para que estemos MEJOR; y este es un CONSEJO PASTORAL.

Finalmente, si ni siquiera la RUTINA de que hablamos en principio tienes, te aconsejo para que la tomes, o para que comiences ya, y que después, la ALTERES. Ya verás.

Que el el Señor nos ayude y dé entendimiento en todo.

Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; Daniel E. Mercedes;Pastoreamehoy.com.

Share This