SALTARINES CRISTIANOS. Por: Daniel E. Mercedes, Ministries, de: Pastoreamehoy.com/

Para que lo entendamos de inmediato, un SALTARIN es cualquier persona o animal, que no puede estar o permanecer fijo, quieto en un mismo lugar, por mucho tiempo. En un momento lo ves aqui y de pronto al dar la vuelta, ya se ha movido a otro lugar. Sin embargo, refiriéndonos a los cristianos, ¿cómo definiríamos a un CRISTIANO SANTARIN?. Un CRISTIANO SALTARIN es, en pocas palabras, una persona que se ha pasado su vida cristiana cambiando o saltando de iglesia o congregación en congregación, sin ninguna causa verdaderamente justificada. Son personas sumamente complejas y enteramente COMPLICADAS, INESTABLES, INMADURAS. Son los tipos de cristianos a los que por corregirle a su hijo saltarin para que no interrumpa el servicio, saltanto de banco a banco, se enojan y cambian de iglesia. Son aquellos que, porque no los pusieron en la lista de candidatos para algún puesto, saltan y se van.

O son los mismo que saltan y se van porque el pastor acaba de nombrar como su ayudante a alguien que según su expresión, acaba de llegar. Son aquellos que a la segunda o tercera vez que encuentran a alguien sentando en la esquina de su banca preferida, se devuelven del pasillo y se van. Y por último, son los mismos, en resumen, que por ser PERFECTOS, pero en su propia opinión y tener respecto de sí, más alto o tal vez, más bajo concepto, respecto de si, que el que deben tener; no piensan de si con cordura, con madures, con humildad, de acuerdo a su medida de fe; son igualmente aquellos que no se sujetan a la ley del amor, considerando a los demás, como asi mismos; sinó que en cambio, tienen al amor sujetos a su ley, la ley del egoisto, del amor propio que los lleva a exigir honor y reconocimiento de los demas.

Hoy vengo para decirte, que hasta que no pares de saltar, no echarás raíces. Que ninguna de las razones antes dichas, ni las muchas otras de su categoría que pudiéramos mencionar, son causas que justifican un cambio de iglesia o congregación. Que las únicas causas justificadas para moverte de la iglesia o congregación a la que asistes, son en primer lugar: Si en dicha congregacion, apoyado por el pastor, se ha levantado un ESPIRITU DE APOSTASIA, DE NEGACION DE LA FE, libertinaje inmoral o violacion a los principios biblicos del evangelio de la paz. En segundo lugar, que te hayas movido a otra ciudad, y que por lo distante de la misma, ponga en peligro tu asistencia regular a la iglesia y en tercer lugar, lo que se da con menos frecuencia, que el Señor te indique moverte a otro lugar, caso en el cual deberías hacerlo en completa paz y armonía con el pastor de donde pretendes moverte.

Estar saltanto de iglesia en iglesia no es bueno, pues constituye un indicativo enequivoco de que padeces de uno de los siguientes males: a) Que todavia no has madurado en el Señor; b) Que padeces profundos y serios trastornos espirituales o sicológicos, por lo que necesitas reconocer tu condición y pedir ayuda, pues tu manera de comportarte es bien parecida al de una persona que lleva 4, 5 o más divorcios, alegando mala suerte. Y c) Que lo que te domina es un espiritu religioso o de intolerancia, impaciencia, indisciplina o reveldia.

Todo esto significa que si fueras un cristiano verdaderamente maduro o sobrio en el Señor, en lugar de estar de saltarin de iglesia en iglesia; por un lado, tuvieras tu vida sujeta a las escrituras procurando constantemente seguir la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Senor, (hebreos 12:14) y por el otro lado, dentro de lo posible y de lo que de ti dependa, procurarías vivir en paz con todos los hombres, mas especialmente tratándose de los de la familia de la fe, (Romanos 12: 18). Que en resumen, lo que deseo que entiendas es, que resulta sumamente peligroso para ti, estar santando de congregación a congregación, porque en uno de esos saltos, pudieras dar un salto al vacio yendo a parar al mundo o caer en las garras de algún lobo vestido de pastor, que como ave de rapina estará esperándote para devorarte con toda su furia. Más y Más Bendiciones, Bajo la Mísma Gracia; http://pastoreamehoy.com/ Daniel E. Mercedes, Ministries.

Share This