UNA ALARMA PARA EL TIMPANO DEL TALENTO!!

A diferencia de los dones, de los cuales hablaremos en otra entrega; los talentos, por su parte, son regalos que en forma de habilidades, destresas, etc., tales como la musica, el canto, los deportes, la actuación, locución, poesía, pintura, diseño, etc., Dios ha repartido a los humanos, indistintamente le sirvan a El o no.

Una de las caracteristicas de los talentos, es que Dios los reparte en calidad de préstamo de uso y no de propiedad, es decir, un talento es como una finca que un bondadoso hacendado, en este caso, Dios, ha puesto en tus manos, para que la pongas a producir, para que la multipliques, para que le saques provecho y comas de sus frutos; de modo que si no la pones a producir, se te quitará o apagará y se lo darán a alguien que si le saque provecho, que sí le dé a ese regalo, su justo valor. (véalo en la parabóla de los talentos, Mateo 25).

Hoy tengo para ti, buenas noticias y es que a todos los seres humanos, según la capacidad de cada uno, Dios les ha entregado algún talento del que pueden sacar algun provecho. Sólo fija tu atención en descubrir cuál es el tuyo y ponte a laborar. Dios no desea que ningún ser humano, especialmente sus hijos, anden por las calles arrastrados como las serpientes o animales roedores buscando qué comer en los basureros, él te ha entregado uno, dos o tres talentos, a fin de que le saques provecho y tengas una vida digna de un ser humano.

Por lo tanto, hoy te invito a retomar la mente de Cristo y comiences a ver cuáles son los pensamientos que tiene Dios para contigo, pensamientos de bien y no de mal; que saques de ti ese pensamiento religioso segun el cual es malo beneficiarse, sacar provecho de los talentos que en su santa gracia ha puesto Dios en tus manos. Que definitivamente entiendas que quien sirve a la mesa, merece comer de lo que en la mesa se sirve.

Que a partir de ahi, es necesario entonces y en primer lugar, que sino sabes aún cuál es tu talento, te dediques a descubrirlo y en segundo lugar, que si ya lo conoces, pero lo tienes enterrado, más vale que lo desentierres, que le sacudas el polvo a esa garganta, a ese instrunto musical, a esos pinseles de dibujante, a esas prácticas deportivas, etc.; que desentierres ese talento y lo coloques en la mesa del Señor Jesús, el mejor de los forenses, quien le realizará una autopsia mediante la cual te hará conocer, cuál o cuales fueron las causas que dieron muerte a tu talento y disponte de inmediato a aplicarle los primeros auxilios y choques eléctricos de diligencia que los hagan despertar, e inmediatamente, pónlos a producir, pues posiblemente muchas veces hasta has maldecido a Dios por tu situación, cuando desconoces, que el te ha entregado, como a moisés, una bara, un talento.

Dios te dice hoy, sé diligente y golpea con tu vara y con todas tus fuerzas, las tempestuosas aguas de ese mar rojo que todos los días te aflige y aterroriza y disponte a cruzarlo en seco y ya verás, cómo detrás de ti morirán, se ahogarán frente a tus ojos, la miseria, el horror, la esclavitud, el hambre, la verguenza, la escases, la crisis económica, etc. pues al otro lado del mar Dios tiene preparada una gran masa de consumidores, que por mucho tiempo han estado esperando por tu mercancia, el exclusivo talento que sólo tu les puedes ofrecer y que desean ellos adquirir y por los cuales estarán dispuestos a pagar lo que fuera, con tal de disfrutarlos, pago con el cual quiere Dios hacerte vestir, como a los lirios del campo, con espléndidas vestiduras y como a fina pieza de alfarería excibirte en lugares de alto prestigio. Mas y Mas Bendiciones, Sobre la Misma Gracia; D. Mercedes, Ministries.

Share This