CUENTA LA HISTORIA”. Pastoreame Hoy; D. Mercedes, Ministries.
Cuenta la historia, que Colon descubrió a América. Cuenta la historia de América, que Colon descubrió una Isla a la que llamo: LA HISPANIOLA, lo que es hoy: REPUBLICA DOMINICANA Y HAITI. Pero cuentan los “Jocosos”, que NO, que NO fue Colon quien descubrió la isla, que quienes descubrieron la Isla fueron los Indígenas; puesto que cuando Colon y su gente llegaron alli, ya ellos, los Indígenas, tenían mucho tiempo alla.

Cuenta la historia y no la de los “Jocosos”, sino, la de América, que fue Colon y su gente que llevaron el catoli-cristianismo a los Indígenas en America. Cuenta la historia, y no la de los “Jocosos”, que Colon y su gente despojaron a los indígenas de su Oro y Doncellas, bajo la promesa de ofrecerles el cielo y las amenazas del infierno, sino se los entregaban. Cuenta la Historia y no la de los “Jocosos”, que Colon y su gente maltrataron y exterminaron a todos los Indígenas en la Hispaniola. Cuenta la Historia y no la de los “Jocosos”, que en una ocasión, mientras Colon y su gente predicaban a los indígenas tratando de convencerlos de que a cambio de prometerles y garantizarles el Cielo, les trajesen su oro; uno de los Indígenas, lleno de indignación por los abusos y maltratos de que eran objeto por parte de los españoles, pregunto: Díganme ustedes señores españoles: En la otra vida, a cual de los dos lugares piensan ustedes ir; al Cielo, o al Infierno?, a lo que los españoles respondieron: OBVIAMENTE que al Cielo. Fue entonces cuando los Indígenas les respondieron: “PUES SI USTEDES ESTARAN EL EL CIELO, NOSOTROS PREFERIMOS IR AL INFIERNO!!!.

No lo cuenta la Historia; Ni la de América, Ni la de los “Jocosos”; lo cuenta la “Vida”, la vida diaria en los labios de muchos Creyentes de hoy en día, quienes como los indígenas, algunos lo confiesan y otros solo lo piensan, “QUE PREFERIRIAN IR O HEREDAR EL INFIERNO, CON TAN SOLO IMAGINAR QUE ALGUIEN O ALGUNO DE SUS CONOCIDOS, VIVOS O TAL VEZ, YA MUERTOS, SE ENCONTRARAN CON ELLOS EN EL CIELO“. En tu condicion de creyente, has pensado o meditado en eso?. Existe en tu mente o en tu vida alguna persona, que como los Indígenas dijeron, dirías tu también que preferirías el infierno, si tuvieras la certeza de que haz de encontrarte, tal vez, en el cielo, con alguna persona a la cual odias, o de la cual te sientes profundamente herido, o sencillamente, no soportas?.

¿Se tratará de tu ex-cónyuge?, de tu madre?, tu padre?, tu hermano?, del que tal vez fuera antes tu mejor amiga o amigo?; Se tratará de la persona que te dejo, o por quien te dejaron vestida (o) en el altar?; Se tratara de algún político?, tal vez de algun diacono de tu iglesia?, un director de alabanzas?, un pastor?, un evangelista que escandalizó?.

¿Crees que esto es un extremo, o una realidad?. Pues te cuento que una vez, aunque en forma de chiste, oí a un hermano decir: MIRA, YO SE QUE VOY PARA EL CIELO, PERO SI FULANO TIENE QUE IR TAMBIEN, UNA VEZ LLEGANDO ALLA LE VOY A PEDIR A DIOS, QUE SI LA CASA DE ESA PERSONA ESTARA EN UNA DE LAS CIUDADES DEL SUR, EN EL CIELO, QUE A MI ME MANDE A UNA DE LAS DEL NORTE, PORQUE HASTA EN EL CIELO ME GUSTARIA VIVIR BIEN ALEJADO DE ESA PERSONA“.

Hoy quiero decirte que si es ese tu caso, tienes un serio problema por resolver y resolverlo aquí, en la tierra; Sea con Dios y esa persona que aun vive; o sea entre tu y Dios solamente, si esa persona ya falleció; porque si bien es cierto que en el cielo “no habrán sorpresas”, (como dicen algunos que las habrá) y “no las podrá haber”, decimos nosotros, por lo menos, en cuanto a encontrarse alla con “X” o tal persona; esto asi, porque cuando tu te sorprendes de encontrarte con alguien en algún lugar en el cual habias pensado que no deberia estar, “es porque existe en tu mente un “prejuicio”, lo cual implica un “pecado”, que te causa incomodidad, malestar y todos sabemos que eso no tendra lugar en la gloria de nuestro Dios.

Asi es que finalmente, para que los sorprendidos no seamos nosotros, que pensando estar en el cielo, lleguemos al infierno; Tal y como lo dice el Apostol Pablo: CUIDEMOS NUESTRA SALVACION CON TEMOR Y TEMBLOR, NO VAYA A SER QUE PARA MUCHOS APAREZCAMOS COMO HEROES, PERO QUE EN CUANTO A NOSOTROS, VAYAMOS A SER ELIMINADOS.
Es mejor pues, que arreglemos nuestras cuentas aqui en la tierra y saquemos de nuestra mente la discriminacion, apoyada en nuestras heridas o egoismo y de una vez por todas, perdonemos a quienes tenemos que perdonar y que en lugar de desear no encontrarnos con alguien en particular alla en el cielo, sea todo lo contrario; porque si verdaderamente hemos perdonado, tendremos un corazon segun Dios, el cual dice:
NO QUIERO QUE “NADIE” “SE PIERDA”, SINO QUE TODOS PROCEDAN AL ARREPENTIMIENTO,  por lo cual tu deseo y oracion, una vez hayas resuelto eseo problema deberia estar proyectada a ver la misericordia de Dios derramada sobre esa persona que tanto detestas o aborreces; Porque tanto por ti como por ella, pago Dios, el mismo precio. Que ademas de todo esto, no olvidemos, que el Cielo de Dios, es Su Cielo, no el nuestro y que El dejara entrar alla, no al que tu elijas, sino al que segun su palabra haya confesado a Jesus como su Senor y Salvador. Que el Senor nos fortalezca y nos de espiritu de humildad, de arrepentimiento y sobre sobre todo de “AMOR”.

Mas bendiciones, Sobre la Misma Gracia; Pastoreamehoy.com/ D. Mercedes, Ministries………

Share This